Suplemento Publicitario Sobre Sidrerías

El manzano autóctono, esencia para nuestra sagardoa

En la finca Otalarrea de Villabona se plantaron manzanos/
En la finca Otalarrea de Villabona se plantaron manzanos
El Departamento de Promoción Económica y Medio Rural de la Diputación ha invertido 473.458 euros para la plantación de 12.580 manzanos
EL DIARIO VASCO

El salto cualitativo que ha dado nuestra sagardoa en los últimos años está íntimamente relacionado con el buen hacer de los productores guipuzcoanos, pero también con la apuesta del Departamento de Promoción Económica y Medio Rural por la adecuación de nuevos terrenos y el apoyo a los productores para la plantación de manzanos.

Hace ya año y medio se puso en marcha esta novedosa iniciativa, acordada con las dos asociaciones de productores de sidra del territorio, un detalle realmente significativo. En ella, la Diputación se comprometía, por un lado, a incentivar la expansión de los manzanales mediante subvenciones a nuevas plantaciones que realicen tanto los fruticultores como los propios sidreros del territorio. Por otro lado, el ente foral asumía también el compromiso de buscar tierras de propiedad pública aptas para la producción de manzana, cuya explotación cedería a los productores.

A su vez, los sidreros asumen el compromiso de destinar la cosecha de estas parcelas a la elaboración de sidra con manzana autóctona, así como de adaptarse a la normativa de las marcas públicas de calidad.

Uno de los objetivos de este plan era reducir el que era un problema endémico en el sector: la escasez de abastecimiento de una manzana de calidad. En los años anteriores a 2016, la implantación de nuevos manzanales por baserritarras y fruticultores se había ralentizado notablemente, como consecuencia, entre otras razones, de la baja rentabilidad del manzano de sidra.

De hecho, en Gipuzkoa se generaba un déficit anual de manzana de sidra de aproximadamente 7,75 millones de kilos, por lo que había que recurrir a la importación de esta manzana de otros países o autonomías. Por ello, todos los años sale de Gipuzkoa un montante aproximado de 1.860.000€ para hacer frente a la adquisición de la manzana necesaria.

El ente foral asumió en 2016 el compromiso de buscar tierras de propiedad pública aptas para la producción de manzana

La actuación está sirviendo para dinamizar la plantación de manzanos para poder elaborar sidra con manzana autóctona

Gracias al plan para la plantación de manzanos y de impulso a la manzana autóctona, en estos dos últimos años se han plantado en Gipuzkoa un total de 47,39 hectáreas de nuevos manzanales. En 2016, fueron 24,35 las hectáreas en las que se plantaron estos árboles, mientras que en 2017 la superficie fue de 23,04.

Para ello se han invertido un total de 473.458 euros, que ha posibilitado la plantación de 12.580 manzanos en estos dos años. Esta actuación está sin duda sirviendo para dinamizar la plantación de manzanos para poder elaborar sidra con manzana autóctona.

Fotos

Vídeos