La teleasistencia se ampliará a pacientes con alzhéimer y con riesgo de suicidio

La teleasistencia se ampliará a pacientes con alzhéimer y con riesgo de suicidio

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

El servicio público de teleasistencia se ampliará poco a poco a pacientes con alzhéimer, personas que se sientan solas y abandonadas y las que presenten un riesgo evidente de suicidio. Más de 50.000 vascos, la mayoría mujeres, lucen en el cuello el dispositivo en forma de medalla que, ante cualquier emergencia, les conecta con la red asistencial de Euskadi. La cifra de usuarios ha crecido en los últimos años de manera muy importante, entre un 6% y un 8%, hasta el punto de que se ha alcanzado ya el nivel de cobertura que se esperaba para el año 2020, según explicó ayer la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, en una visita a la empresa Beti On, que gestiona la red.

Los 50.236 vascos que en 2018 se beneficiaron del programa se pusieron en contacto con los equipos que atienden Beti On nada menos que en 321.408 ocasiones. Cada usuario necesitó ayuda, de media, una vez cada dos meses.