Osakidetza no asignará las plazas de las categorías investigadas por la OPE hasta que los tribunales se pronuncien

Miles de personas, antes del inicio de los exámenes. /P. Urresti
Miles de personas, antes del inicio de los exámenes. / P. Urresti

El resto de puestos de los 3.335 convocados se empezarán a otorgar en septiembre

Iker Marín
IKER MARÍN

Cuatro son los escenarios de juego en los que la OPE de Osakidetza 2016-2017 está presente. Esta polémica Oferta Pública de Empleo ponía en juego la primavera del pasado año 3.335 puestos a los que optaron más de 72.000 personas en 86 categorías. Setenta y ocho de ellas siguen su curso habitual al no haber estado cuestionadas en ningún momento y será a partir de septiembre cuando Osakidetza comience a publicar los resultados de esas pruebas.

Otras cinco categorías están siendo objeto de una instrucción judicial por las supuestas filtraciones cometidas durante el proceso y las tres que Osakidetza decidió repetir, Angiología, Anestesia y la prueba práctica de Cardiología, están inmersas en un proceso contencioso-administrativo. Desde Salud han confirmado esta mañana que están a la espera de que los tribunales implicados «se pronuncien» para poder seguir adelante con el procedimiento. La cuarta pata del banco de esta polémica que ha provocado la dimisión de un consejero de Salud, Jon Darpón, y una directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, se ha presentado esta mañana. Y tiene que ver con la convocatoria de los exámenes que quedan pendientes de realizar. Y en los que entrarán en juego las nuevas medidas antifraude que Salud anunció iba a poner en práctica siguiendo los consejos del Ararteko y el Instituto Vasco de Administración Pública (IVAP). Entre ellas, las más destacadas tienen que ver con la elección de los miembros de los tribunales por sorteo, la confección de la prueba teórica, y en este caso con carácter transitorio también la práctica, por especialistas externos de fuera de Euskadi y la introducción de un elemento al azar en la prueba práctica.

353 personas se han inscrito para realizar estos exámenes pendientes de la OPE 2016-2017. Las pruebas corresponden a plazas de especialidades médicas de conocimientos específicos y facultativo técnico biólogo. Para el primer grupo hay 22 plazas en juego y para el segundo 4. Este dato de inscritos significa que «Osakidetza continúa siendo atractiva para trabajar», ha dicho esta mañana la consejera de Salud, Nekane Murga. De las 353 solicitudes el 77% corresponde a mujeres. El 16% de los aspirantes son de fuera de Euskadi, lo que supone un total de 59 personas. La sailburu ha anunciado que los exámenes se celebrarán la segunda quincena de octubre y que estarán regulados por las 12 medidas de mejora acordadas por el Servicio Vasco de Salud con UGT, Sindicato Médico y Satse, los tres sindicatos que firmaron el acuerdo de la OPE 2016-2017, siguiendo las recomendaciones del Ararteko y el IVAP, entre otros agentes.

De la docena de medidas que se van a incorporar en la celebración de esta convocatoria, Murga ha hecho referencia a cuatro de ellas. Para empezar se ha referido a la elección por sorteo de los componentes de los tribunales para estas pruebas. «El miércoles 24 se realizará un sorteo para su elección», ha anunciado. En total se constituirán 13 tribunales formados por 8 personas titulares y 8 personas suplentes en cada uno. Estas personas serán elegidas por sorteo de un «censo de profesionales facultativos fijos de Osakidetza».

Además, existe otro censo para la selección de los secretarios de los tribunales, que incluye el personal de Osakidetza que ostenta condición de fijo en el grupo de técnicos superiores y que está en posesión de la licenciatura de Derecho. Ha recordado la consejera que los tribunales «actuarán con plena autonomía funcional, velando por la legitimidad del proceso y siendo responsables de garantizar su objetividad». Las personas elegidas recibirán formación sobre normas de conducta y ética. La segunda de las gran novedad de esta convocatoria tiene que ver con la solicitud a expertos de fuera de Euskadi de su colaboración para que preparen las pruebas teórica, y en este caso concreto con carácter transitorio también la práctica. Eso sí, «la elaboración de ambas pruebas estará bajo la dirección, seguimiento y custodia del IVAP», ha afirmado Murga. Por último, también ha anunciado que «los exámenes no los preparará una única persona y en la versión definitiva de la prueba práctica se introducirá un elemento al azar».

Junto a la consejera de Salud, ha estado presente en la rueda de prensa de esta mañana el director general de Osakidetza, Juan Diego. Y ha sido precisamente él quién se ha encargado de contestar a las preguntas referidas a las categorías que están siendo investigadas por el juzgado de instrucción número 2 de Vitoria. Diego, que se ha referido a las OPE como un «proceso que debemos mejorar convocatoria a convocatorio», se hablado primeramente a las tres pruebas que Osakidetza suspendió y que se deben repetir, Angiología, Anestesia y la práctica de Cardiología. «Están siendo tratadas en un proceso contencioso-administrativo y necesariamente tenemos que respetar los tiempos judiciales. Estamos a la espera de que el tribunal de lo contencioso se pronuncie sobre ello», ha comentado. Sobre el resto, se ha limitado a recordar que «de los 86 tribunales, están trabajando con total normalidad 78 que no están cuestionados para nada en ningún procedimiento judicial. Hay tres suspendidos en el contencioso administrativo y hay otros cinco que están siendo objeto de una instrucción judicial. Respecto a esos, por el momento, estamos esperando al devenir de esa instrucción». Sobre las pruebas que no están bajo sospecha ha afirmado que «el objetivo que tenemos es empezar a publicar los primeros resultados de las pruebas a partir de septiembre. Estamos en la fase de baremación de los méritos y de hecho hemos intensificado el trabajo de los equipos en julio y agosto para llegar a septiembre con los primeros tribunales resueltos».