A prisión los siete tripulantes del barco de Ondarroa que transportaba 2.500 kilos de cocaína

El pesquero 'Gure Leire' y la droga decomisada, en el puerto de Vigo./
El pesquero 'Gure Leire' y la droga decomisada, en el puerto de Vigo.

El 'Gure Leire' llevaba años en el punto de mira de la Agencia Tributaria por su posible vinculación con organizaciones dedicadas al narcotráfico

AGENCIAS

El pesquero de Ondarroa 'Gure Leire', apresado hace unos días cerca de las Azores con 2.500 kilos de cocaína y que navegaba rumbo a las costas gallegas, llevaba años en el punto de mira de la Agencia Tributaria por su posible vinculación con organizaciones dedicadas al narcotráfico, según han confirmado fuentes de la investigación. Los siete tripulantes de la embarcación han ingresado en prisión por orden de la Audiencia Nacional.

Las «sospechas» de los investigadores se incrementaron el pasado mes de abril, cuando entró en el Puerto de A Coruña y fue detectado por la Oficina de Inteligencia Marítima de Vigilancia Aduanera. Desde entonces, y en el marco del operativo 'Pascal Atlántico 2019' (de vigilancia aeronaval en cooperación servicios aduaneros franceses) el barco ha estado vigilado hasta su abordaje, el pasado 27 de mayo.

Según han explicado, en declaraciones a los medios, la delegada de la Agencia Tributaria en Galicia, Imelda Capote, y el responsable de Aduanas, Jaime Gayá, el 'Gure Leire' alijó la cocaína en algún punto del Atlántico Norte, donde se encontró con el 'buque nodriza' que había embarcado la droga (procedente de Sudamérica) en Surinam.

Posteriormente, el pesquero puso rumbo a las costas gallegas, y fue interceptado por el buque de Operaciones Especiales de la Agencia Tributaria 'Fulmar', a unas mil millas al oeste de Vigo.

En el registro de las instalaciones, los funcionarios de Aduanas localizaron 84 fardos con paquetes de cocaína, hasta sumar unos 2.500 kilos, que estaban ocultos en las cámaras frigoríficas del palangrero.

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, quien ha felicitado a los organismos que han participado en esta operación «largamente preparada», ha subrayado que la droga intervenida habría alcanzado en el mercado ilegal un valor de más 80 millones de euros.

En esta actuación, denominada 'Operación Tiburón' (porque el barco había sido despachado para la pesca de esta especie), han sido detenidos los siete tripulantes del 'Gure Leire', todos españoles (gallegos y vascos), incluido el armador y patrón del barco, domiciliado en Ondarroa y que viajaba también en el pesquero. Además de los arrestos, se han practicado simultáneamente tres registros en domicilios de Ondarroa y Berriatúa.

La embarcación aprehendida ha sido remolcada hasta el Puerto de Vigo, donde fue descargada la droga y donde los tripulantes pasarán a disposición judicial ya que, aunque la Audiencia Nacional (que dirige la operación) ha decretado ya por vía telemática el ingreso en prisión provisional, los detenidos aún no habían comparecido ante la autoridad judicial. Así, comparecerán, tras el exhorto librado por la Audiencia Nacional, ante el juzgado de la ciudad olívica.

Además del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, también coordina las actuaciones la Fiscalía Antidroga. La investigación es desarrollada por el área de Vigilancia Aduanera de Galicia, en coordinación con la Subdirección General de Operaciones del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria.

Asimismo, se ha contado con la cooperación de la National Crime Agency (NCA) británica, del centro de Análisis y Operaciones Marítimas en materia de Narcotráfico (MACO-N) de Portugal y del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

Más información