«Pongo interés en todo»

Profesión. Almudena Martín Castro trabaja actualmente como diseñadora de productos digitales para una plataforma de telefonía móvil. / R. C.
Profesión. Almudena Martín Castro trabaja actualmente como diseñadora de productos digitales para una plataforma de telefonía móvil. / R. C.

Titulada en Bellas Artes y Física, Almudena Martín gana con cuatro amigos el Space Apps Challenge de la NASA. Nunca un equipo español lo había logrado

SUSANA ZAMORA

Se enfrentó junto a su equipo a más de 18.000 participantes de todo el mundo. Almudena Martín Castro (Madrid, 1986) sigue sin creérselo, pero ha ganado junto a cuatro amigos el Space Apps Challenge, un concurso organizado por la NASA para proveer de ideas frescas a la Agencia Espacial. Ellos crearon Galaxy Quest, un juego inspirado en el Candy Crush que engancha a los usuarios para que ayuden a procesar las imágenes que genera el telescopio espacial Hubble, unos 1,2 gigabytes de datos cada hora.

- Titulada en Bellas Artes y Física, pianista, divulgadora científica y diseñadora de productos digitales en una plataforma de telefonía móvil. No le falta de nada...

- Siempre me han interesado muchas cosas y muy distintas, pero también he tenido la suerte de poder dedicarle el tiempo necesario para estudiarlas. Creo que existe una visión estereotipada de las ciencias y de las artes. Tener esta doble formación artística y tecnológica suele sorprender, pero es que soy muy cabezota, pongo mucho interés y al final se me acaban dando medio bien.

- ¿Cómo acaba una artista realizando un proyecto para la NASA?

- Otra compañera de equipo me sugirió la idea y aquello de enfrentarnos a un reto de la NASA me pareció muy atractivo. Quizá yo nunca me lo hubiese planteado sola, porque me imaginaba a gente escribiendo códigos como locos, pero al final no deja de ser un concurso de ideas.

- Derrotaron a 18.000 participantes. Nunca un equipo español lo había conseguido en la categoría 'Best Use of Science'. ¡Menudo subidón!

- Fue una alegría tremenda. Me lo tuvieron que repetir diez veces; no me lo creía.

- ¿Le ve futuro al proyecto o quedará en un mero prototipo?

- Una de las condiciones del certamen es que todos los materiales que se generasen en el proyecto se mantuvieran en abierto para que cualquiera pudiera consultar la idea. Pero lo cierto es que o viene alguien con varios millones o nosotros, con nuestros medios, no podemos desarrollarlo.

- La NASA ha premiado a su equipo con una visita al Space Kennedy Center, pero no le pagan ni viaje, ni estancia, ni gastos... ¿Decepcionada?

- Mucho. Fue un chasco. Mandan gente a la Luna y no pueden mandarnos a nosotros a Orlando. Aunque las fechas están echadas encima, porque es el 22 de julio, vamos a intentar buscar financiación por nuestra cuenta.

- ¿Hacen falta más programas así para entender qué ocurre ahí fuera, más allá de las estrellas?

- Estas iniciativas siempre son bienvenidas. Son divertidas y generan buen ambiente entre los participantes, pero a veces no se conocen lo suficiente.

«Yo soy atea»

- Estudió Bachillerato científico, nace en una familia de ingenieros. También lo son sus amigos y hasta su pareja. Había enfilado su futuro hacia la Ciencia y va y estudia Bellas Artes...

- Me gustaba muchísimo dibujar y merecía la pena darle una oportunidad a esta pasión que tenía. Terminé Bellas Artes, pero las perspectivas profesionales no fueron tan buenas como con una ingeniería. Aún así, me enseñó a tener un pensamiento divergente.

- Y después estudió Física. ¿Qué no encontró en la primera para buscar respuesta en la segunda?

- Bellas Artes te enseña muchas habilidades y a tener recursos, pero Física te permite observar la realidad desde perspectivas que son muy clarificadoras. Cuando estudié en el conservatorio me interesó mucho la acústica y por qué algo tan intangible, como la música, puede emocionar tanto.

- ¿Descubrió el misterio?

- Nosotros, como especie, hemos evolucionado en un planeta con atmósfera y hay muchas respuestas que solo se encuentran cuando estudias el sonido desde el punto de vista físico. En la música, los sonidos graves se asocian a ciertas amenazas, solo hay que pensar en la banda sonora de la película 'Tiburón'. Eso sucede porque estos sonidos tienen una longitud de onda más larga y esto, que es un fenómeno físico, también lo producen los animales más grandes. Por eso, inconscientemente, cuando algo suena grave, lo asociamos a algo grande y peligroso.

- ¿Las leyes de la Ciencia son suficientes para explicar el origen del Universo o hay que pedir una ayudita a Dios de vez en cuando?

- Yo soy atea. A mí no me han hecho falta más explicaciones que las que encuentro a mi alrededor o las que me ofrece la ciencia.

- ¿La han mirado con recelo en el mundo científico por venir de una disciplina artística?

- Profesionalmente, no lo sé, porque nunca he trabajado en el campo de la investigación. Pero, en el mundo de la divulgación científica, siempre he encontrado mucho apoyo. En la carrera también me apoyaron mucho, aunque no ocultaban su sorpresa con que ya hubiera hecho Bellas Artes.