La Policía marroquí expulsa a dos jóvenes vascas del Sahara Occidental

La Policía marroquí expulsa a dos jóvenes vascas del Sahara Occidental

Patricia Ibañez e Irati Tobar se alojaban con una familia en El Aaiún, a la que llegaron por el contacto de unos amigos en el País Vasco

DV Y AGENCIAS

La Policía de Marruecos ha expulsado a dos jóvenes vascas del territorio del Sahara Occidental.

La expulsión de Patricia Ibáñez e Irati Tobar tuvo lugar el pasado 31 de diciembre, cuando varios agentes de paisano se presentaron en el domicilio particular donde se alojaban con una familia saharaui en El Aaiún, y les conminaron a recoger sus equipajes y salir del territorio.

«Nos dijeron que esto (el Sáhara) es Marruecos y que aquí se viene a hacer turismo y no actividad política. Además de que deberíamos estar en un hotel y no en una casa particular por nuestra propia seguridad«, explicó Irati Tobar, concejala de EH Bildu en el ayuntamiento de Portugalete, a Efe por teléfono.

Sin embargo, Tobar precisó que ellas dos no estaban participando en ninguna actividad política y que se dedicaban a hacer turismo con el único objetivo de conocer de cerca la situación el Sahara Occidental, para lo cual habían optado por alojarse con una familia, a la que llegaron por el contacto de unos amigos en el País Vasco.

Desde que fueron localizadas por la Policía marroquí en El Aaiún -precisó- fueron sometidas a una estrecha vigilancia que incluyó el seguimiento con una motocicleta en una excursión que realizaron al desierto.

Los agentes que las expulsaron del territorio las acompañaron hasta un taxi colectivo donde les obligaron a subir y que las llevó hasta Agadir, donde mañana emprenderán viaje hasta Casablanca, y desde ahí a Bilbao.

Las expulsiones de extranjeros del territorio del Sahara Occidental son frecuentes (97 en 2016, según un recuento de una ONG saharaui), pero casi siempre afectan a activistas de ONGs, abogados, periodistas, concejales o diputados que vienen a participar en conferencias o campañas del independentismo.

La policía marroquí, que nunca presenta la orden de expulsión por escrito, argumenta que para viajar al Sahara hay que hacerlo con un propósito declarado y pasando siempre por los cauces oficiales.

 

Fotos

Vídeos