El Gobierno Vasco defiende la competencia de los municipios

El Ejecutivo central abordará en septiembre con las comunidades una regulación común del alquiler vacacional

A. V. SAN SEBASTIÁN.

El Gobierno Vasco apoya las decisiones municipales para controlar la actividad de los pisos turísticos y la potestad de los ayuntamientos para regularlos. La consejera vasca de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, afirmó ayer que no entiende «lo que hace la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)», entidad que ha recurrido las normativas sobre viviendas turísticas de Bilbao y San Sebastián -también la de Madrid-, ya que «lo único que se está haciendo es regular de la mejor manera posible la convivencia y el equilibrio entre diferentes tipos de alojamiento».

La consejera vasca se pronunció ayer después de que se conociera el recurso ante los tribunales por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) contra las normativas urbanísticas municipales que limitan con restricciones los pisos turísticos. «Lo que se ha judicializado es la capacidad de la regulación desde el punto de vista del urbanismo del mantenimiento del equilibrio entre las diferentes actividades de alojamiento en las ciudades, es decir, la capacidad que tiene un ayuntamiento de decidir cuántos y cómo tienen que convivir diferentes tipos de alojamientos. Eso es una competencia municipal».

Un registro único

La postura del Gobierno Vasco es clara y deja en manos de los consistorios la potestad de regular. En el Estado, la idea es abordar a partir de septiembre con las comunidades autónomas la regulación del alquiler vacacional. Se dará voz a plataformas como Airbnb o HomeAway con el objetivo de establecer unas líneas maestras generales que arrojen luz a la actual maraña normativa sobre este tipo de hospedaje, en pleno 'boom'.

La titular de Turismo, Reyes Maroto, aseguró ayer que su Ministerio ya está revisando toda la normativa existente, tanto de decretos autonómicos como leyes que, a su juicio habría que cambiar. Maroto está a favor de un registro único de pisos turísticos, aboga por adecuar los precios a la oferta y por una regulación fiscal para garantizar la calidad.

 

Fotos

Vídeos