Los monos verdes africanos aprenden a 'decir' dron

Los monos verdes africanos aprenden a 'decir' dron

Según un estudio los animales crearon un sonido para advertir de su presencia y aprendieron de «forma instantánea» lo que representaba ese nuevo sonido

EFE

Los monos verdes del África occidental tienen un sistema de llamadas de alerta diferenciadas para avisar de la presencia de un peligro y han desarrollado un sonido propio para referirse a los drones, según un estudio que publica 'Nature Ecology & Evolution'.

Expertos del Centro alemán de Primatología querían evaluar la flexibilidad en la producción vocal y la comprensión de los primates no humanos, para lo que hicieron que un dron sobrevolara un grupo de 80 monos verdes (Chlorocebus sabaeus) que habitan en Senegal.

Cuando se enfrentaron a la nueva amenaza aérea los animales crearon un sonido para advertir de su presencia y aprendieron de «forma instantánea» lo que representaba ese nuevo sonido, indica el estudio.

Los monos verdes poseen llamadas de alerta para avisar de la presencia de depredadores como leopardos o serpientes, pero los especímenes estudiados nunca habían emitido ningún sonido específico al detectar un águila u otro ave rapaz. Sin embargo, sí emitieron un sonido específico para avisar al grupo de la llega de un dron, ante el que reaccionaron como una «amenaza aérea».

Los expertos se dieron cuenta de que ese nuevo grito era «sorprendentemente parecido» al que emite otra especie muy cercana a ellos, los monos Vervet, que viven en África oriental, lo cuales sí tiene llamadas de precaución ante la presencia de águilas.

La similitud entre los sonidos creados para advertir de una amenaza aérea por los dos tipos de monos sugiere, según los autores del estudio encabezado por la primatóloga Julia Fischer, que «la llamada de alerta está profundamente arraigada en la historia evolutiva de los animales» y que la estructura vocal se conserva.

Para probar con qué velocidad los animales asociaban un significado al sonido que identificaba el dron, se volvió a reproducir grabado el ruido del aparato después de una, dos y tres exposiciones iniciales a un grupo de 16 monos. Ante la señal de alarma los monos escrutaron el cielo o huyeron del lugar en busca de refugio, lo que sugiere que «han aprendido de forma inmediata el sonido que lo indica». Así, las llamadas de alerta son suficientes, por sí mismas, para provocar una respuesta adaptativa de huida, indica el estudio.

Además los animales detectaron rápidamente el sonido del dron y empezaron a mirar a su alrededor incluso antes de que el aparato fuera visible.