Alfombra azul y plata para un castaño lusitano

Observado por los auxiliadores de Bonijol y un arenero, 'Jabugo', conducido por Paula y Mikel, pisa la alfombra azul y plata. / FOTOS JOSE MARI LÓPEZ
Observado por los auxiliadores de Bonijol y un arenero, 'Jabugo', conducido por Paula y Mikel, pisa la alfombra azul y plata. / FOTOS JOSE MARI LÓPEZ

Resbaló en el patio de caballos uno de los hermosos tordos de los alguacilillos. Se dispararon las alarmas. Se cubrieron los suelos |

Begoña del Teso
BEGOÑA DEL TESO

Desde la mañana temprana los 20 caballos de la cuadra de Pablo y Guillermo Hermoso de Mendoza estaban donde debían estar, resguardados del sol, a la fresca en los patios exteriores e interiores de Illunbe. Habían llegado en el camión de sus jinetes. Pero también en uno matrícula 5322 DMY que lucía en su carrocería otro nombre grande del rejoneo a la navarra. Pertenecía a Roberto Armendáriz, caballero de Noain que en 2017 hizo historia una tarde de sanfermines. Dos camiones porque los 20 corceles no cabían en uno. Y20 venían. Porque dos iban a ser los caballeros en plaza. Y tres eran sus mayordomos. Se hacen llamar (en secreto) el 'Equipo A' y en secreto también, mientras trenzan las crines y peinan las colas se presentan, entre risas, como 'La guapa', 'La melliza' y 'el vasco'. En realidad, son aficionados y profesionales del caballo, colaboradores necesarios de Guillermo y Pablo. Ana Pascual aparecería en la tarde en las pantallas que en esta feria vigésima transmiten en tiempo real toda la información sobre el festejo como la 'mozo de caballos' del rejoneador joven. Luego está Paula Hermoso de Mendoza, con poderes de ordeno y mando. Y Mikel, claro. En la mañana temprana acicalaba a un bayo inmenso, una de las joyas de Estella. El casi único, casi irrepetible, siempre arrogante, siempre magnífico en banderillas 'Ícaro', ese bayo luso árabe que antes era caballo para el segundo tercio de Pablo y hoy lo es de Guillermo.

Por la mañana, mañana de sábado, mañana de inicio de la Grande, todo se desarrollaba con esa suavidad aterciopelada de las primeras horas. Habían llegado también los caballos de picar de Alain Bonijol. Salud a 'Dama', hija de 'Tourturelle de Miro' que ya espera en Illunbe su oportunidad de estrenarse como montura de algún picador joven y aguerrido. En plaza también las yeguas de arrastre. Dos percheronas y una de raza Comtois: 'Reine d´Ondine' y 'Arizona'. Más 'Tourturelle'

Mañana de esa tranquilidad punteada por los primeros nervios y la emoción del estreno. Mañana en la que el camión de Adrián Quiles (Sevilla) carrozado en Zaragoza traía la corrida de Santiago Domecq más dos sobreros gaditanos de La Palmosilla, ganadería tan moderna que todos sus toros tienen perfil en Instagram.

Pero llegó la hora torera, las cinco de la tarde. Y en el mismo patio de arrastre tan bien temperado en esa mañana que olía a toro, caballo, heno, albero fresco, cuero y almuerzo, los nervios brillaban al sol y las emociones se desataban. De pronto, uno de los hermosos caballos tordos nuevos de los alguacilillos nuevos (Lourdes, nueva dama con jubón y derecho a pedir la llave de toriles al presidente) pierde pie en el suelo resbaladizo y cae. Parece tranquilo. También asustado. Todas las mujeres y los hombres del planeta de los toros y las caballerizas presentes en el lugar entran en acción con la seguridad de los buenos equipos de emergencia. Se despliega un peto sobre la arcilla hormigonada por si fuera mejor intentar colocarle sobre él. No fue necesario, se alzó y le tranquilizaron, bien montado, en la explanada exterior.

Pero saltaron las alarmas. Controladas. Todos los equipos de las distintas cuadras presentes en Illunbe alfombraron en pocos minutos el suelo resbaloso. Fuera, cogido por las riendas por Paula Hermoso de Mendoza 'Jabugo' esperaba, como una rock star, pisar el tapiz para dirigirse al rincón donde también estaba 'Barrabás'. Cruzado de lusitano, hijo de 'Pata negra', sabe pasar bien delante de la cara del toro en la suerte suprema. 'Despacito y recto' ordenaba Paula. Y así entró 'Jabugo' en el patio.

A las seis, 'Botinero', toro de estirpe Murube, inauguró la feria. No captó el honor que eso representaba y buscó siempre huir a toriles. Pero toda Tierra Estella aplaudió a Pablo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos