La Concha, la cuarta playa más bonita de Europa según 'The Guardian'

La Concha, playa La Concha
La playa de La Concha vista desde Igeldo. / Javier Etxezarreta /EFE

Es el único arenal vasco que se cuela en este ránking elaborado por los periodistas especializados en viajes del diario británico

P. SOROETA y I. RETA

Aunque los turistas ingleses copan las playas mediterranéas en verano, parece que sus compatriotas del periódico 'The Guardian' no comparten este aprecio. En su ránking anual de arenales europeos -que incluye 40 playas-, se han colado cinco playas de España, solo una vasca. Ninguna de ellas está en las islas y, sorprendentemente, varias se encuentran al norte del país.

Pero la que más les ha gustado de estas cinco ha sido una joya a la vuelta de la esquina, La Concha. Para el diario británico, «es el edificio Chrysler de playas: reconocible al instante, la playa urbana más hermosa de España». Además, la playa donostiarra es según la redaccción del periódico inglés la cuarta playa más bonita de Europa. Una playa en pleno centro urbano, en un paraje incomparable, con arena fina... todo acompañado de la increíble gastronomía local.

A principios de este año, La Concha también fue elegida en los 'Travellers Choice Playas' de TripAdvisor como la cuarta mejor playa del mundo y fue la única española en el top 10 de la lista. Estos galardones se basan en la «cantidad y calidad» de los comentarios y valoraciones sobre playas recopilados entre los usuarios de la plataforma durante 12 meses.

Las otras cuatro seleccionadas

En el segundo puesto de la lista se encuentra la playa de La Flecha, en la zona de El Rompido (Huelva). Se trata de una especie de isla entre los municipios de Lepe y Cartaya, a la que normalmente se accede en barca, aunque también se puede caminar tres o cuatro kilómetros desde la playa de La Antilla. El mar en calma, la suave arena, los pinos al borde de la costa... Casi en la frontera con Portugal, el área está plagada de hoteles y campos de golf.

Playa de La Flecha, en El Rompido (Huelva).
Playa de La Flecha, en El Rompido (Huelva). / Alberto Díaz

La tercera posición del ranking también la ocupa una playa andaluza. La playa de los Muertos. Se sitúa en el término municipal de Carboneras (Almería). Es un arenal de un kilómetro de largo, con una enorme roca al final, que destaca por sus aguas cristalinas. Eso sí, el camino desde el aparcamiento es un poco largo y no apto para todos. En las cercanías comienza el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, con otras calas destacables.

Playa de los Muertos, en Carboneras (Almería).
Playa de los Muertos, en Carboneras (Almería). / J. P. B.

La playa de Poo en Llanes (Asturias) es la cuarta de la selección. Está en la desembocadura de un pequeño arroyo llamado Río Vallina. Su peculiaridad: desde la arena no se divisa el mar. Los acantilados que la rodean forman una especie de fiordo, que solo se llena de agua salada con la pleamar. Al ser una cala resguardada, es ideal para pasar el día con los más pequeños, al abrigo del mar y la montaña.

Playa de Poo, en Llanes (Asturias).
Playa de Poo, en Llanes (Asturias). / José Simal

Cierra la lista, la cala Aiguablava ('agua azul' en castellano), en la vecindad de Begur (Girona). Puede que sea una de las playas más conocidas de la Costa Brava, lo que tiene sus pros -el paraje y las aguas turquesas- y contras -la masificación veraniega-. De fácil acceso, carácter familiar y a pocos minutos de Begur, uno de los pueblos imprescindibles para quien visite la zona.

Cala Aiguablava, en Begur (Girona).
Cala Aiguablava, en Begur (Girona). / Julián Guisado