Villa Zerutxo deja paso a un centro comercial y al metro

Villa Zerutxo ha dejado de estar en la visual desde Easo hacia el convento de San Bartolomé, que en la actualidad está siendo reconvertido en hotel./LUIS MICHELENA
Villa Zerutxo ha dejado de estar en la visual desde Easo hacia el convento de San Bartolomé, que en la actualidad está siendo reconvertido en hotel. / LUIS MICHELENA

Las excavadoras echaron abajo el sábado esta construcción ubicada en la esquina con Easo | La zona será además uno de los accesos a la estación del Metro que se ubicará bajo las calles Arrasate y San Martín

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

El encuentro de la cuesta de Aldapeta con la calle Easo luce diferente desde el pasado sábado. Villa Zerutxo fue derribada por las máquinas para dejar paso a la transformación de la parcela prevista en la operación de San Bartolomé. Este talud albergará bajo su orografía un centro comercial de cuatro plantas, un parking subterráneo y uno de los accesos a la estación de Metro que se construirá en el centro de la ciudad.

La imagen de Villa Zerutxo formaba parte de la visión que tenían los donostiarras del cerro de San Bartolomé desde la calle Easo. La construcción, proyectada por Lucas Alday en 1916, fue durante casi un siglo la portería de acceso al convento de San Bartolomé. En la última década ha sido la sede de la promotora San Bartolomé Muinoa, que dirige la operación urbanística de transformación de todo el ámbito comprendido entre la cuesta de Aldapeta y Amara Viejo.

Este punto neurálgico del centro de la ciudad está llamado a sufrir una profunda transformación. En lo alto del cerro se desarrolla la conversión del antiguo convento en un hotel de la cadena Catalonia. La operación incluye el mantenimiento de la fachada norte del viejo colegio, que se integrará en el diseño del establecimiento turístico. De ahí para abajo sí que cambiará el panorama profundamente. Toda la plataforma ubicada a cota de la planta baja del hotel se transformará en un mirador público que, apoyado en la parte alta del muro de San Bartolomé, ofrecerá a todo el que se acerque unas privilegiadas vistas sobre el centro de la ciudad. Uno de los accesos a este mirador se realizará por un ascensor que se ubicará en la calle Easo, entre el muro y el nuevo edificio de viviendas en la esquina con la calle Lizarra. La otra forma de acceso será mediante las escaleras que acompañarán cada una de las cuatro plantas de uso terciario a construir bajo el talud ajardinado del comienzo de la cuesta de Aldapeta. En este punto se edificará un centro comercial de 8.000 m2 (5.000 m2 alquilables) en plataformas escalonadas, junto a un aparcamiento subterráneo de 300 plazas que tendrá el acceso desde una calle Urdaneta que cambiará de sentido de circulación.

Datos

Villa Zerutxo
Construida en 1916, constituía la puerta de acceso al convento de San Bartolomé.
Fuera de ordenación
La parcela será transformada dentro de la operación San Bartolomé.
Nuevos usos
Bajo el talud ajardinado se ubicará un centro comercial en plantas escalonadas y, bajo rasante, se edificará un parking subterráneo de 300 plazas.
Metro
El encuentro de Easo con la cuesta de Aldapeta será, además, uno de los accesos a la estación de Metro La Concha.

No termina aquí la transformación del encuentro de la calle Easo con la cuesta de Aldapeta. Este punto será además uno de los accesos a la estación de Metro La Concha, que se ubicará bajo la manzana que forman las calles Urbieta, Easo, Arrasate y San Martín. Los otros dos accesos serán la calle Loiola y la plaza Xabier Zubiri (hotel Londres).

Recurren el derribo de la iglesia de San Bartolomé

El concejal de Urbanismo, Enrique Ramos, decidió ayer suspender cautelarmente la orden de derribo y reconstrucción de los muros de la iglesia de San Bartolomé, en el marco de la construcción del nuevo hotel Catalonia, aprobada la semana pasada por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento. El motivo de la paralización es que la Asociación en Defensa del Cerro de San Bartolomé ha interpuesto un recurso de reposición contra esta decisión del gobierno municipal. «He frenado la decisión esta mañana, hasta que resolvamos el recurso presentado, algo que puede prolongarse unos 15 días», explicó el edil. El ejecutivo local dio luz verde a la promotora del hotel a tirar y reconstruir los muros de la iglesia, tras los informes técnicos que aseguraban que no se podría continuar la obra si no se procedía de este modo. La capilla y el muro norte del convento debían integrarse en el diseño del nuevo hotel, pero en enero las excavadoras horadaron los muros laterales de la iglesia. Tras más de siete meses de paralización de la obra -ahora habrá que esperar 15 días más-, el Ayuntamiento ha permitido a la constructora derribar para luego reconstruir.

El centro comercial y el acceso al Metro llevarán a reforzar el carácter peatonal de la zona en detrimento del tráfico rodado. La cuesta de Aldapeta solo tendrá un carril de circulación y será de bajada. La subida de vehículos desde el Centro a Aiete se realizará por Larramendi-Lizarra.

La agrupación Áncora lamentó la desaparición de villa Zerutxo, un edificio que «contribuía a proyectar una identidad reconocible y diferenciada, digna de preservarse, en los tiempos actuales de globalización cultural y arquitectónica». Recordó que la construcción estaba incluida en el Inventario del Patrimonio Histórico-Arquitectónico del Gobierno Vasco y concluyó que con este derribo «superamos la docena de villas históricas desaparecidas en la ciudad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos