Liga ACT

Iker supera su Erasmus en Portugalete

Hondarribia celebra la victoria del domingo. /EFE
Hondarribia celebra la victoria del domingo. / EFE

De la Linde debuta y gana con Hondarribia en la primera regata sin Amunarriz en 16 años

Oskar Ortiz de Guinea
OSKAR ORTIZ DE GUINEA

Iker de la Linde tenía previsto este domingo coger un vuelo en Loiu a las seis y media de la tarde para trasladarse a Bolonia, donde hará un curso de Erasmus para completar sus estudios de Educación Primaria. Pero el pasado lunes una llamada por teléfono le alteró el biorritmo: «Zer moduz, Iker? Si estás listo, es muy probable que el domingo hagas la regata de El Corte Inglés». El hondarribiarra, 21 años cumplidos en agosto, entró casi en trance al escuchar la voz del entrenador de Hondarribia, Mikel Orbañanos. El técnico oriotarra cumplió con su palabra, y el joven canterano ocupó la popa de la Ama Guadalupekoa. Unos veinticinco minutos después de soltar por primera vez la estacha en la Liga Eusko Label, De la Linde se vio ondeando la bandera del GP El Corte Inglés, tras superar con éxito el Erasmus arraunlari al que se sometió en aguas de Ibaizabal.

Ya en tierra, txapela en mano, su mayor preocupación era recibir el visto bueno en casa para cancelar el billete de avión y poder acudir al merecido recibimiento en Hondarribia. Como no podía ser de otra manera, fue la persona más feliz del mundo en el edificio de la Cofradía de Pescadores de Hondarribia. «Había que celebrarlo como se merece». Este lunes le esperan siete horas de autobús a Barcelona, y otro avión con destino a Bolonia.

La fortuna que a Hondarribia le faltó el año pasado para pelear por el título liguero con Urdaibai en el correcalles de Portugalete -la calle uno fue una condena en 2017, con la marea subiendo-, le sonrió al corresponderle la dos, notable con la marea bajando. De pronto, De la Linde vio transformada su alternativa en una oportunidad de bandera en la que no podía fallar. Y ese chaval de 21 años tan feliz tras la regata, fue un manojo de nervios en los primeros instantes. «Sustituir a Ioseba Amunarriz es un honor, pero también una gran responsabilidad. Y saber que tienes equipo para ganar... En el primer largo no sabía casi dónde estaba. De pronto vi la boya, y con la fuerza con la que empujaba la corriente, se me fue un poco la trainera. Luego ya ajustamos bien. Este equipo es una gozada. Yo solo les he llevado», valoró.

La primera maniobra hondarribiarra dio vida a Orio, que por la calle uno aguantó el tipo. Sin soltar la estacha, Gorka Aranberri ya enfiló hacia la calle dos, para montarse en la corriente favorable. Los oriotarras emprendieron el viraje a cinco segundos, pero salieron a tres.

Pugna con Orio

A la vuelta, el joven patrón hondarribiarra demostró capacidad para tomar el remo de gobierno si Amunarriz algún día se corta la coleta, algo que el entusiasmo que desprende no deja entrever pese a que el próximo día 25 cumplirá 40 años. De la Linde se fue a estribor, donde iba la San Nikolas, pero no se arrugó ante la experiencia del zarauztarra. Fue el mejor instante de remo, en un largo clave para la bandera, con Hondarribia y Orio peleando por ganar la posición para elegir la mejor enfilación en el siguiente largo. Urdaibai se despidió de la lucha por la calle tres -por donde ganó en 2017-, de la que trató de escapar a estribor tras la ciaboga para evitar la ría por la orilla de la Canilla. Por el muelle de las Arenas, Zierbena tampoco tuvo opción.

En ese segundo largo, Hondarribia fue capaz de mantener su renta de tres segundos, que se convertirían en ocho en el tercero, al aprovechar, de nuevo, la fuerza de la corriente por el centro de la ría, a pesar del viento en contra, mientras Orio decía agur a la bandera, tras un gran fin de semana que cierra un año de claroscuros.

Con esa distancia, Hondarribia maniobró a su antojo en el último largo. Se pegó a la pared, y Orio no tuvo otra opción que montarse en su ubera y escoltar a la Ama Guadalupekoa hasta la meta final.

De la Linde aprobó con nota la reválida. «Iker se lo merecía», le premió un Amunarriz «extraño» en la zódiac junto a los hermanos Orbañanos. Era la primera regata que se perdía desde el estreno de la ACT en 2003. Desde entonces, contabilizando todas las jornadas ligueras, puntuables y no puntuables, contabilizaba 297, descontando la suspensión de Zumaia en 2009 por una galerna y las dos de Burdeos en 2011.

El premio hizo que De la Linde se replanteara el futuro. «Te motiva a seguir», dijo. De momento, tiene seis meses por delante estudiando en Italia. «Podría enganchar otro semestre, pero si sigo en el remo... Lo iremos viendo».

Séptima corona de Urdaibai

Urdaibai -que acabó en el quinto puesto tras Cabo, que superó a Santurtzi, Donostiarra y Ondarroa en la primera tanda- se hizo con su séptimo título en la Liga Eusko Label, tercero seguido. Es el segundo con el sanjuandarra Joseba Fernández como entrenador, y con otros dos guipuzcoanos en el plantel: el sanjuandarra Beñat Eizagirre y el canterano azkoitiarra Jon Unanue.

Previamente a esta Bandera El Corte Inglés se disputó el 'playoff' de la Eusko Label Liga. Lekittarra y Astillero lograron el ascenso y ocuparán la próxima temporada los puestos de los descendidos San Juan y Tirán.

Clasificación de la XLIV Bandera El Corte Inglés:

1. Hondarribia 19.40:09

2. Orio 19.47:51

3. Zierbena 19.54:09

4. Cabo 19.55:64

5. Urdaibai 19.59:97

6. Santurtzi 20.05:24

7. Donostiarra 20.27:00

8. Ondarroa 21.32:60

Clasificación final de la Eusko Label Liga:

1. Urdaibai 209

2. Hondarribia 197

3. Zierbena 186

4. Orio 179

5. Santurtzi 140

6. Cabo 138

7. Donostiarra 113

8. Ondarroa 98

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos