Urkullu valora el «pacto entre diferentes» en Navarra y lo contrapone al desacuerdo en el Estado

El lehendakari Íñigo Urkullu a su llegada al acto de investidura de la socialista María Chivite. /EFE/Jesús Diges
El lehendakari Íñigo Urkullu a su llegada al acto de investidura de la socialista María Chivite. / EFE/Jesús Diges

El lehendakari asiste a la toma de posesión de María Chivite como presidenta foral como gesto para «reforzar la colaboración entre dos comunidades con lazos históricos y culturales»

Miguel Ángel Mata
MIGUEL ÁNGEL MATA

El lehendakari Iñigo Urkullu ha puesto en valor este martes el «acuerdo entre diferentes» que ha permitido conformar un gobierno en Navarra presidido por la socialista María Chivite, y lo ha contrapuesto a la situación en el Estado tras la falta de entendimiento entre el PSOE y Podemos que dio lugar a la fallida investidura de Pedro Sánchez y la incertidumbre que se ha generado en torno a la gobernabilidad en España.

Urkullu ha asistido en Pamplona a la toma de posesión en el cargo de Chivite, un acto celebrado a mediodía en el Parlamento navarro. En declaraciones a los medios antes de que comenzase la sesión, ha explicado que ha querido asistir para «saludar» al nuevo Ejecutivo navarro y mostrarle su deseo de «seguir colaborando» en los 18 ámbitos establecidos en el acuerdo de cooperación suscrito por ambas administraciones en 2016, así como para «reforzar esa imagen de colaboración en aquellas cuestiones que benefician a los ciudadanos».

El lehendakari ha aplaudido que el nuevo Gobierno navarro, un tripartito entre PSN, Geroa Bai y Podemos con apoyo externo de Izquierda-Ezkerra, nazca de «un acuerdo entre diferentes sustentado en un acuerdo programático, algo que se dio también en la legislatura pasada». El presidente vasco ha aprovechado para comparar este pacto con la crisis política que se vive en el Estado, sobre la que «cada uno deberá ser consciente de su responsabilidad», ha indicado, antes de remarcar que «siempre es mejor un gobierno que una situación como la que estamos viviendo» y que en la situación actual lo «prioritario» debería ser «sentar las bases (de ese eventual Ejecutivo) en torno a un acuerdo programático».