Urkullu pide al Parlamento que se «eleve» y se aleje de la «confrontación permanente» del Estado

El lehendakari, Iñigo Urkullu, interviene en el pleno de Política General que hoy celebra el Parlamento Vasco, en Vitoria. /EFE/David Aguilar
El lehendakari, Iñigo Urkullu, interviene en el pleno de Política General que hoy celebra el Parlamento Vasco, en Vitoria. / EFE/David Aguilar

El lehendakari reclama «la colaboración de todos» los grupos para sacar adelante los retos de Euskadi

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIELVitoria

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reclamado este jueves al Parlamento Vasco que se «eleve» y trate de «alejarse de la confrontación política del Estado, que vive en un clima preelectoral permanente» para sacar adelante desde el acuerdo los retos que Euskadi tiene por delante. En su turno de réplica en el pleno de política general, tras el discurso de apertura de curso que ha protagonizado por la mañana, Urkullu ha insistido en una visión «positiva y optimista» de la acción del Gobierno Vasco y ha asegurado que «la prioridad social» es la que mueve a su Ejecutivo, «aunque algunos lo nieguen». Por tanto, ha invitado a los grupos de la oposición a «trabajar en común« para que »Euskadi siga creciendo«.

Urkullu ha defendido su coalición con el PSE y ha destacado que «la experiencia del trabajo compartido es una buena práctica». También ha recalcado la necesidad de «ensanchar los acuerdos» en el nuevo estatus, aunque ha indicado que éste «debe ser bilateral» e implicar también a «los poderes del Estado». También ha dado la «bienvenida» a EH Bildu a ese ofrecimiento para el trabajo en común, aunque no ha dado ninguna señal de querer romper su acuerdo de gobierno con el PSE. «Necesitamos la colaboración de todos«, ha asegurado.

Ante las críticas recibidas por parte de la oposición, el lehendakari ha dicho que las «asume» y ha apuntado que «no hay nada más alejado de mí que la autocomplacencia». «En el Gobierno no cabe la complacencia y mis consejeros lo saben bien», ha añadido.

Por la mañana el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha emplazado este jueves al Gobierno español a cambiar su «cerrazón» por el «doble no» que históricamente ha dado al cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika y al reconocimiento de la «realidad plurinacional del Estado» por un «doble sí» que permitiría impulsar las transferencias pendientes y «asumir» dicha realidad plurinacional. En su discurso, Urkullu también ha animado a los grupos a «imaginar el escenario de un amplio acuerdo» sobre el nuevo estatus político para Euskadi, una hipótesis que ha calificado de «positiva y posible» y de la que se ha mostrado partidario. «Más acuerdo significa mejor pacto», ha asegurado.

Como estaba anunciado, el discurso con el que el lehendakari ha abierto el curso en el Parlamento ha tenido escaso contenido político, porque Urkullu se ha centrado más en resumir la gestión del Gobierno de coalición de PNV y PSE en los dos primeros años de legislatura, además de avanzar algunas medidas que quiere adoptar en el futuro próximo. Entre ellas, el lehendakari ha anunciado la intención de su gabinete de incrementar la inversión propia un 7% en los Presupuestos de 2019, que aún deben superar el trámite parlamentario, así como elevar un 5% la inversión en investigación y desarrollo. Al hacer balance, Urkullu no ha querido «esconder algunas dificultades» que también ha afrontado su Gobierno, como las irregularidades en la OPE de Osakidetza o la complicada puesta en marcha de la Mesa de Diálogo Social.

En el capítulo del autogobierno, Urkullu ha destacado que el Gobierno de Pedro Sánchez «ha iniciado su andadura con una nueva actitud formal», pero le ha reclamado «una mayor sensibilidad hacia el carácter plurinacional del Estado y la singularidad de nuestro autogobierno». Le ha emplazado a dejar atrás la actitud del «doble no» que han mostrado los diferentes ejecutivos centrales en los últimos 40 años por un «doble sí» que abriría la puerta a «una escucha activa y diálogo» de carácter «bilateral».

Democracia plurinacional

El lehendakari, que ha reivindicado lo que Euskadi ha conseguido gracias al actual autogobierno reconocido en el Estatuto de Gernika, ha pedido «avanzar en un escenario para el acuerdo» y ha apuntado a Europa como «referente en su funcionamiento de democracia plurinacional», porque permite «la convivencia armónica de realidades nacionales diversas». Tras poner los ejemplos de Gran Bretaña y Escocia, Bélgica y su «modelo de federalismo asimétrico», Suiza como un modelo de «soberanía compartida», o Baviera y el federalismo alemán, Urkullu ha asegurado que «el modelo confederal funciona para dar solución a realidades en las que conviven diferentes sentimientos de pertenencia nacional». «¿Por qué no aplicarlo en el Estado», se ha preguntado.

A la espera de que esta tarde intervengan en el pleno los grupos de la oposición, Urkullu se ha mostrado partidario de «ampliar los consensos» para la consecución de un nuevo estatus para Euskadi. «Un acuerdo mayoritario garantiza su futuro –ha señalado en referencia al pacto sobre las bases alcanzado por PNV y EH Bildu-, pero un consenso más amplio lo refuerza», ha sentenciado.

Pleno de Política General

 

Fotos

Vídeos