Urkullu: «Mi madre era costurera»

El lehendakari durante el pleno de hoy. /EFE
El lehendakari durante el pleno de hoy. / EFE

El lehendakari apela a la habilidad con la aguja y el hilo para llamar a los partidos a alcanzar acuerdos sobre Presupuestos y el Estatuto

OCTAVIO IGEA

El incierto futuro de la reforma del Estatuto y la inminente negociación que debe abrir el Gobierno vasco para intentar sacar adelante sus Presupuestos ha marcado el inicio del pleno de política general que abre este jueves el curso político en el Parlamento. Mejor dicho, ha marcado la previa de la sesión, ese momento en el que los grupos acceden a la Cámara de Vitoria en un paseillo que hace las delicias de las cámaras de televisión y los fotógrafos y deja para la posteridad una inusual estampa: la de los principales líderes vascos charlando relajadamente.

En esas ha llegado el lehendakari, uno de los últimos en acceder este jueves al Parlamento cuando habitualmente es uno de los más madrugadores, para dejar, con una sola frase, una evidente declaración de intenciones. «Mi madre era costurera», ha respondido fugazmente tras ser preguntado por la necesidad que PNV y PSE tienen de trenzar un acuerdo con algún otro partido para sacar adelante sus Cuentas de 2019. Un proceso que se presenta más complicado que los años anteriores dada la brecha abierta con el PP tras lo ocurrido en la moción de censura que acabó con la presidencia de Rajoy. El mensaje, y bien lo sabe Urkullu, también llama a las fuerzas constitucionalistas a sumarse al pacto nacionalista para reformar el Estatuto.

Sin despojarse del dedal y el tono costurero, más claro que Urkullu ha sido incluso el presidente del PNV. Andoni Ortuzar ha asegurado que el lehendakari «es bueno con la aguja» y ha pronosticado, con las elecciones municipales y forales a la vuelta de la esquina, que la sociedad «premia a quien llega a acuerdos y no a quien los destruye».

 

Fotos

Vídeos