La oposición amaga con utilizar su nueva mayoría para pedir el cese de la directora general de EITB

La oposición amaga con utilizar su nueva mayoría para pedir el cese de la directora general de EITB

El PP respalda la petición de Elkarrekin Podemos de dimisión y de buscar una persona de consenso y EH Bildu se plantea unirse a la reprobación a Iturbe

Elisa López
ELISA LÓPEZ

La oposición del Parlamento Vasco amenaza con sumar su mayoría absoluta para pedir la dimisión de la directora general de EITB, Maite Iturbe. El secretario de Comunicación de Podemos Euskadi, Andeka Larrea, pidió ayer al resto de partidos que apoyen el cese de Iturbe como responsable del ente público y busquen «una persona de consenso» que la sustituya porque «es urgente e imprescindible» su relevo, que no tendría efectos jurídicos aunque sí políticos y debilitaría su posición. Una reclamación que obtuvo casi de inmediato la respuesta afirmativa del PP, por lo que la clave para una reprobación de Iturbe quedaría en manos de EH Bildu, que se plantea seriamente unirse a la iniciativa. De esta forma, la oposición podría hacer valer su nueva mayoría absoluta contra el Gobierno PNV-PSE, una vez que los populares anunciaron que rompían con Iñigo Urkullu.

Larrea recordó que mañana se celebrará el último pleno ordinario de este periodo en el Parlamento Vasco y en él se debatirá una proposición no de ley presentada por Elkarrekin Podemos en la que se solicita al Ejecutivo el cese de la directora general de EITB. A su juicio, son «muchas las razones que hacen necesario, urgente e imprescindible el relevo» en la dirección del ente público. En este sentido, recordó que Iturbe ya fue reprobada en la Cámara durante la anterior legislatura, «y dice estar en situación de interinidad».

Entre los argumentos que el dirigente morado señaló para reclamar «la salida urgente» de Maite Iturbe como directora de EITB, destacó «la carencia de un plan o proyecto estratégico para la radiotelevisión pública». Asimismo subrayó que «no es una valoración política, sino que ella misma, en la última comisión de control, reconoció que no tenía ese plan estratégico». Larrea lamentó «el uso irresponsable que hace la dirección del presupuesto», ya que el ente «se financia casi en su totalidad con dinero público». También denunció «la opacidad en las adjudicaciones a productoras, cuyos criterios se ha negado a explicar en sede parlamentaria».

Tras romper relaciones con el lehendakari Urkullu, el PP está dispuesto a sumarse a la petición de Elkarrekin Podemos. En este nuevo escenario de distanciamiento, al partido liderado por Alfonso Alonso ya no le genera problema alguno adoptar medidas contrarias a los jeltzales. En cualquier caso, la pelota queda ahora en el tejado de EH Bildu, que con su voto en el pleno de mañana decantará la decisión de pedir la destitución o no de Iturbe. Es obvio que a lo largo de su mandato al frente del ente público, su gestión ha provocado el malestar en los partidos de la oposición, incluso de su socio de Gobierno, el PSE, que en su día llegó a unirse a la oposición después de que Iturbe «desoyera» el mandato de la Cámara hace siete meses y no presentara el plan estratégico de la línea a seguir en EITB hasta 2030.

Más