Archivan la denuncia contra tres junteros de Podemos de Gipuzkoa acusados de coacción

Juantxo Iturria, en las Juntas Generales/Michelena
Juantxo Iturria, en las Juntas Generales / Michelena

Iturria asegura que, peseal «tremendo alivio» que supone la decisión, «llega tarde porque el objetivo era eliminarnos políticamente»

A. González Egaña
A. GONZÁLEZ EGAÑA

La batalla judicial por la imputación a tres junteros guipuzcoanos de Podemos, Juantxo Iturria, Patricia Gete y Mónica Mora, por presunto delito de coacción contra la también procuradora Ione Cisneros, llegó este viernes a su fin, tras decretar la Audiencia Provincial de Gipuzkoa el sobreseimiento de la querella. En un auto al que ha tenido acceso este periódico y contra el que no cabe recurso alguno, la Sección Primera de la Audiencia guipuzcoana echa por tierra la decisión del Juzgado de Instrucción número 3 de San Sebastián que pretendía derivar el asunto a la celebración de juicio oral.

El origen de la denuncia por parte de su compañera de grupo en las Juntas Generales de Gipuzkoa, se refería a discrepancias personales que se remontan a octubre de 2016, fecha en la que Cisneros fue expedientada por la dirección del grupo de Podemos Ahal Dugu por no haber seguido sus directrices de reembolsar a las Juntas el exceso de gasto -casi 2.000 euros- en el que había incurrido con el teléfono móvil del Parlamento guipuzcoano. Según la demandante, que cogió la baja loboral desde el 24 de octubre de 2016 hasta noviembre de 2017, los procesados habían incurrido en once supuestas conductas de «hostigamiento» hacia ella, si bien finalmente el Juzgado de Instrucción únicamente encontró indicios probables de tres: posibles «insultos y menosprecios», «apertura de la correspondencia privada» y «ocultamiento y retraso en el suministro de la información que necesitaba para el desempeño de su labor de juntera». La Audiencia también desestima ahora estas imputaciones.

El pasado septiembre, Podemos Euskadi tomó medidas cautelares y despojó de todos sus cargos a los tres junteros imputados, situación que será enmendada el próximo miércoles cuando el propio Iturria recuperará el cargo de portavoz del grupo, y Gete y Mora la presidencia y la coordinación técnica, aunque en este caso se trata de cargos internos.

Primarias

Iturria, que conoció ayer por la mañana el contenido del auto, manifestó el «alivio tremendo» que supone la decisión judicial. El juntero aseguró que, pese a todo, «llega tarde porque el objetivo de todo esto era eliminarnos políticamente, para que no pudiéramos presentarnos a las primarias de cara a las próximas elecciones forales del 26 de mayo y lo han aprovechado María Valiente y la gente de su corriente para presentarse en nuestro lugar». Explicó que los jueces dicen que «las únicas pruebas que había para abrirnos juicio eran las declaraciones de Valiente y Amaya Pérez, que son justamente quienes ahora se presentan a diputado general y al Senado, lo que prueba que había un interés clarísimo». «Se han aprovechado de una persona como Cisneros para eliminarnos políticamente», insistió Iturria, que se reiteró en que la denuncia era «completamente falsa porque no teníamos buenas relaciones personales y fue una especie de venganza política y personal contra nosotros».

A partir de la próxima semana, los tres junteros plantearán en el partido morado qué ocurre con su futuro como candidatos, truncado porque el proceso interno se realizó el pasado mes de noviembre, cuando aún eran investigados.