Fin de curso en el Pirineo Aragonés

En la estación de la mariquita el último día para esquiar fue el 21 de abril/Candanchú
En la estación de la mariquita el último día para esquiar fue el 21 de abril / Candanchú

La del domingo fue la última jornada de apertura en una de las zonas mas prolíficas del país

JUANJO GONZALOMADRID

Ha sido un año complicado, sobre todo si comenzamos a analizar por un inicio tortuoso para las estaciones de esquí. La nieve apenas había hecho acto de presencia en ninguna de ellas, pero el Pirineo Aragonés siempre es uno de los que ofrecen mejores condiciones durante la temporada. Exceptuando Cerler, ninguna otra fue capaz de vivir el mes de diciembre con buenas cantidades de nieve. Algo que, sin embargo, se ha podido remontar gracias a unos meses de febrero y marzo espléndidos.

A pesar de ello, la nieve ha continuado cayendo hasta prácticamente las últimas semanas, ya metidos de lleno en una primavera que esta temporada ha dejado numerosas precipitaciones. Buenas noticias que han permitido que una vez más los últimos días de curso sigan siendo muy notables, aún con la celebración de la Semana Santa en fechas tan tardías. También para Candanchú y Cerler, que con su unión siguen manteniéndose como una de las grandes opciones para esquiadores durante las fechas invernales.

44 kilómetros, hasta el último día

Para estas dos, cuyas condiciones han permitido ofrecer una notable extensión que va más allá de la centena de kilómetros, la campaña ha sido similar a la anterior en cuanto a afluencia. Gracias, en parte, a las precipitaciones registradas durante los primeros meses del año, permitiendo incluso llegar a estas alturas con un estado excelente.

La estación de Cerler era una de las pocas en mantenerse abiertas durante el mes de diciembre
La estación de Cerler era una de las pocas en mantenerse abiertas durante el mes de diciembre / Cerler

Y no solo en unas pistas que han registrado espesores de 125 centímetros y hasta 44 kilómetros esquiables, pues los últimos días estuvieron plagados, en la estación de la mariquita, de eventos en los que vivir el Apres-Ski de la mejor forma posible. Ahora solo queda esperar a un final de año prometedor, con muchas mejoras y la ilusión de continuar creciendo.