España a la ópera

JUAN CARLOS AUDIKANAVITORIA

Comedia, drama, tragedia o una ópera bufa. ¿Qué representa la política española? Muchos son los representantes políticos y cada uno de ellos adopta el papel que le corresponde dentro de su partido y según el lugar del hemiciclo. Barítonos, sopranos y tenores aparecen en la escena; cada uno debe representar su papel y dar el tono adecuado al acto de representación. Por otro lado, siguen existiendo en la farándula; mezzosoprano, contralto, y bajo, quienes hacen de coro de los protagonistas. Va a comenzar la sesión en el Palacio de las Cortes, los personajes ocupan su lugar, deben representar el papel que se les ha asignado vía parlamentaria. Cada uno tiene su libreto. No deben salirse del guión pues estropearía la escena y sería un desastre. La curiosidad hace que uno se cuestione las cosas cuando se profundiza en el mundo de la política y de la farándula. ¿Quiénes son la soprano y la mezzosoprano y contralto?, lógicamente las mujeres políticas. Mientras tenor, barítono y bajo representan a los hombres políticos. La sesión empieza, los personajes hacen gárgaras y sus correspondientes aspiraciones e inspiraciones, la escena les espera, toman el estrado para lanzar sus soflamas correspondientes a su papel en la política. Aplausos desde los estrados de su grupo mientras otros vociferan de mala gana. El resultado ha sido notable, 'una opera bufa' inacabada. Seguimos sin Gobierno.