El grupo Daesh reivindica los atentados de Sri Lanka

Una mujer llora durante uno de los funerales. / Afp

El Gobierno ceilandés eleva a 321 la cifra de muertos y a más de 500 la de heridos | El secretario de Estado de Defensa asegurado que han sido una «represalia» por los ataques de Nueva Zelanda

AGENCIASMadrid

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha reivindicado este martes la serie de atentados coordinados que dejó más de 320 muertos el domingo en Sri Lanka. «Los autores de los ataques contra los ciudadanos de los países de la Coalición (anti-EI) y los cristianos en Sri Lanka de anteayer son combatientes del EI», ha anunciado el grupo yihadista a través de su agencia de propaganda Amaq.

El secretario de Estado de Defensa de Sri Lanka, Ruwan Wijewardene, ha asegurado que los atentados han sido una «represalia» de un grupo terrorista islamista por los ataques que acabaron con la vida de 50 personas en dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda) el 15 de marzo.

«Creemos que fueron llevados a cabo por un grupo islamista extremista como represalia por la masacre en mezquitas de Nueva Zelanda», ha afirmado el viceministro, en una comparecencia ante el Parlamento ceilandés este martes. «Este grupo es conocido por tener grupos con una organización llamada Nacional Thowheed Jamath. Deberíamos dar pasos de inmediato para prohibir dicha organización, que tiene vínculos con elementos extremistas», ha asegurado el secretario de Estado de Defensa, según informa DPA.

El Gobierno ceilandés ha elevado a 321 muertos y más de 500 heridos el balance, según ha informado la cadena de televisión First News. Un total de 521 personas resultaron heridas en los ataques e ingresaron en varios hospitales de Colombo, la principal ciudad del país y en la que se registró el ataque más grave contra una iglesia católica.

El primer ministro del país, Ranil Wickremesinghe, ha asegurado que los investigadores han hecho progresos para identificar a los autores de los atentados del Domingo de Resurrección, al tiempo que ha asegurado que existe la posibilidad de que se registren nuevos ataques en el país.

El jefe del Gobierno ha dicho en una comparecencia en una sesión extraordinaria del Parlamento que varios de los suicidas que perpetraron los ataques del 21 de abril viajaron a otros países y luego regresaron a territorio ceilandés para llevar a cabo los atentados.

Dos hermanos musulmanes tuvieron papel clave

Dos hermanos esrilanqueses musulmanes que figuran entre los kamikazes tuvieron un papel clave en los atentados, donde un ataque contra un cuarto hotel falló, indicaron este martes fuentes cercanas a la investigación.

Los dos hermanos, de unos 20 años de edad y cuyos nombres no fueron revelados, operaban una «célula terrorista» familiar, según los investigadores. Se hicieron estallar el domingo por la mañana en la Cinnamon Grand Hotel y el Shangri-La de Colombo, respectivamente.

41 cadáveres pendientes de identificación

El Ministerio de Salud ceilandés ha señalado que hay 41 cadáveres pendientes de identificación que están en varios hospitales. Varias personas que resultaron heridas leves han recibido el alta médica y han podido regresar a sus hogares. En el Hospital Nacional de Colombo permanecen ingresadas 29 personas en Cuidados Intensivos.

El director general de Servicios de Salud, Anil Jasinghe, ha indicado que 102 cuerpos han sido trasladados al hospital Distrito General de Negombo, de los cuales 92 han sido entregados a sus familias tras las correspondientes autopsias.

En el Hospital Nacional de Colombo se encuentran 140 cadáveres, de los cuales 89 han sido ya sometidos a autopsias. Por su parte, el Hospital Universitario de Batticaloa ha recibido 29 cuerpos, de los que 23 han sido ya entregados a sus familiares.

En el Hospital Nacional de Colombo permanecen 20 cadáveres de ciudadanos extranjeros. Según fuentes del centro médico, el Ministerio de Asuntos Exteriores ya ha sido informado. Un total de 22 extranjeros heridos leves en los ataques ya han recibido el alta médica en el Hospital Nacional de Colombo.

Al menos 45 menores entre los muertos

Al menos 45 niños y adolescentes, entre ellos un bebé de 18 meses, perdieron la vida, ha anunciado este martes la ONU en Ginebra.«El total actualmente es de 45 niños y adolescentes muertos (...) y esta cifra todavía podría aumentar», declaró un portavoz del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Christophe Boulierac, quien subrayó que un número similar de jóvenes víctimas «están heridas y luchan actualmente por sobrevivir».

De los niños fallecidos, 27 se encontraban en la iglesia Katuwapitya en Negombo, a unos pocos kilómetros al norte de la capital Colombo, donde 10 niños fueron heridos.

En otra iglesia en la localidad de Batticaloa murieron trece niños, entre ellos el pequeño de 18 meses. Quince niños que se encontraban en ese mismo recinto religioso reciben ahora tratamiento en diversos hospitales, mientras que otros veinte han sido admitidos en el hospital central de Colombo, con cuatro de ellos que se encuentran en cuidados intensivos.

Unicef, también ha sido informada de que otros cinco niños extranjeros perecieron. A esto se suma una cantidad todavía por determinar de niños que perdieron a uno o a sus dos padres.

Más información