Venezuela celebrará el 20 de mayo unos controvertidos comicios presidenciales

Varios seguidores de Maduro esperan en uno de sus mítines. /Marco Bello (Reuters)
Varios seguidores de Maduro esperan en uno de sus mítines. / Marco Bello (Reuters)

Hasta ahora se han inscrito Maduro, Falcón y otros cuatro candidatos prácticamente desconocidos

COLPISA / AFP

Las elecciones presidenciales en Venezuela se celebrarán el próximo 20 de mayo, tras ser postergadas desde el 22 de abril en busca de legitimar un cuestionado proceso en el que el mandatario Nicolás Maduro buscará la reelección.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), acusado por la oposición de servir a Maduro, anunció la nueva fecha poco después de la firma de un "acuerdo sobre garantías electorales" entre el gobierno y el opositor Henri Falcón, disidente del oficialismo.

En comparecencia ante la prensa, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, precisó que la fecha fue definida "en cumplimiento" del pacto, luego de que la oficialista Asamblea Constituyente aprobara por decreto el aplazamiento.

Falcón, militar retirado de 56 años, inscribió el martes su candidatura, contrariando la decisión de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD -de la que forma parte-), de boicotear los comicios en los que Maduro buscará un segundo período hasta 2025. Poco antes del anuncio del acuerdo, la MUD, que sufre la peor fractura desde su creación en 2008, había pedido a Falcón retirar su candidatura, al acusarlo de hacerle el "juego" a Maduro en su "aspiración totalitaria". Hasta ahora no reaccionó a la nueva fecha.

Respaldando a la MUD, gobiernos de Latinoamérica, la Unión Europea y Estados Unidos rechazaron los comicios de abril -adelantados por el oficialismo pues siempre se realizan en diciembre- y exigían su aplazamiento y garantías para reconocerlos.

"Buscan darle una apariencia de legitimidad a esta votación, especialmente ante la comunidad internacional", declaró a AFP la politóloga Francine Jácome. Falcón había revelado previamente negociaciones privadas entre el gobierno y algunos opositores sobre la fecha y condiciones de los comicios. "Se está avalando una elección hecha a la medida para Maduro, a la carta. Siguen siendo unos comicios sin la oposición competitiva, eso no cambia. Es un montaje para que parezcan elecciones democráticas", aseguró a AFP el politólogo Luis Salamanca.

Las presidenciales se realizarán en simultáneo con las votaciones de consejos legislativos locales. Los comicios del Parlamento nacional, único poder controlado por la MUD, serán adelantados -debían ser en 2020- pero aún no tienen fecha. "Es como si las elecciones fueran portátiles, las pongo donde yo quiera y cuando y como yo quiera según le convenga al gobierno", comentó Salamanca.

Según el pacto, se pedirá al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, una misión de observación electoral, así como de otras instancias internacionales. También se acordó realizar auditorías, ampliar hasta el 10 de marzo el plazo de registro para los migrantes venezolanos y "equidad en el acceso a medios públicos y privados" en la campaña. "Son elementos cosméticos", agregó Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos. "Estamos en un acto de ratificación del espíritu democrático (...) suscribiendo con la oposición que ha decidido participar como corresponde en una democracia", dijo el jefe de campaña de Maduro, Jorge Rodríguez. Para Jácome, el "acuerdo complica aún más la estrategia (de boicot) de la oposición".

Acusado de traidor por opositores y chavistas, Falcón ha jugado en ambos equipos: tras una década de militancia rompió con Hugo Chávez en 2010, y luego fue jefe de campaña de Henrique Capriles cuando perdió por estrecho margen frente a Maduro en 2013. Pero no ha logrado disipar las dudas de muchos opositores. Su postulación desató fuertes críticas de quienes afirman que colabora con el gobierno para legitimar una reelección casi segura de Maduro.

"Queda comprobado que fabricaron el candidato de oposición a su medida", opinó Jácome. Falcón, que según el privado Instituto de Análisis de Datos tiene 24% de preferencias frente a 18% de Maduro, asegura que puede vencer pues el gobierno tiene 75% de rechazo por la debacle económica.

Pero los analistas señalan que es casi imposible que derrote a la maquinaria y al control social e institucional del gobierno, además de estar peleado con la MUD. "Para Falcón representa un intento de mostrar a la población que se ha logrado la mejora de garantías electorales, y así abonar el terreno para convencer a parte de los que hoy se niegan a votar", estimó Seijas.

El CNE postergó de este jueves al viernes el cierre de las postulaciones. Hasta ahora se han inscrito Maduro, Falcón y otros cuatro candidatos prácticamente desconocidos.

 

Fotos

Vídeos