Liberland, nace un nuevo estado europeo

Un rincón de Liberland que muestra la orilla del Danubio. /
Un rincón de Liberland que muestra la orilla del Danubio.

El pasado lunes 13 de abril se (auto)proclamó un nuevo estado en pleno centro de Europa: Liberland

EL DIARIO VASCO

Liberland ya es una realidad, o casi. Este nuevo estado autoproclamó su existencia hace unos días y ya ha enviado una petición de reconocimiento internacional a los gobiernos de Serbia y Croacia, además de a la mismísima ONU.

Este nuevo país ha surgido en una zona que ha sido históricamente disputada entre los países balcánicos así que su fundador -y presidente- Vit Jedlicka ha calificado la zona como "tierra de nadie". Posteriormente ha instaurado su propio estado: República Libre de Liberland (Svobodná republika Liberland).

El nuevo autoproclamado estado tiene una superficie de 7 kilómetros cuadrados, a orillas del Danubio, en la frontera entre Croacia y Serbia. De ser reconocido oficialmente, especialmente por los citados países, se constituiría como el tercer estado soberano más pequeño del continente, después del Vaticano y Mónaco.

Los promotores de esta autoproclamación de independencia han hecho público un comunicado para explicar sus motivos:

«Liberland empezó a existir debido a una disputa fronteriza entre Croacia y Serbia. Esta área a lo largo de la orilla oeste del río Danubio no es reclamada por Croacia, Serbia o cualquier otro país, por lo que es tierra de nadie. El límite se definió para no interferir con el territorio de ambos países».

"Vive y deja vivir"

Mientras la burocracia y la diplomacia hacen su trabajo, el padre fundador de la patria ha hecho ya los deberes así que el país dispone ya de lo más básico: bandera, escudo, himno y constitución. No falta su presencia digital, con un sitio oficial del país, páginas propias en las redes sociales y su correspondiente referencia en la Wikipedia.

El presidente Jedlicka, que hasta ahora tenía la nacionalidad checa, aprovecha por estos canales a invitar a personas de todo el mundo a convertirse en ciudadanos de Liberland. Su web oficial ofrece todo tipo de detalles para conseguirlo y sigue fielmente el lema de este nuevo país: "Vive y deja vivir".

La Constitución de Liberland sitúa por encima de todo la libertad "individual y económica, concecida a los ciudadanos y que limita el poder de los políticos". El nuevo Estado aspira por lo tanto a ser lo más liberal posible. El objetivo de sus fundadores es "crear una sociedad en la que las personas honestas pueden prosperar, sin tener el estado haciendo su vida difícil con restricciones e impuestos innecesarios".

El gobierno, según su constitución, lo constituyen entre diez y veinte ciudadanos, que se elegirán mediante un sistema de voto electrónico. Los fundadores aseguran que mantendran una política de inmigración muy flexible, abierta a cualquier persona, con tres excepciones explícitas: "solamente los comunistas, neonazis y extremistas quedan excluídos de ser elegidos por los ciudadanos".

Jedlicka ya era conocido en su país de origen. Economista y publicista de formación y profesión, ha sido también activista y político, presidente del Partido Ciudadanos Libres de Chequia.

 

Fotos

Vídeos