La llegada de migrantes en tránsito se desploma un 74% en Gipuzkoa en un año

Migrantes atendidos por la red ciudadana en Irun. / F. DE LA HERA
Migrantes atendidos por la red ciudadana en Irun. / F. DE LA HERA

El mes pasado se atendieron en Euskadi a 181 personas llegadas desde otros países, en junio del pasado año fueron 690

A. LERATESAN SEBASTIÁN.

Lejos queda la imagen de un autobús lleno de migrantes en tránsito en la estación de San Sebastián vivida en junio del año pasado. La realidad migratoria de este año poco o nada tiene que ver con lo ocurrido el ejercicio pasado, en el que la llegada de migrantes en tránsito a Gipuzkoa desbordó la capacidad de acogida y cogió por sorpresa a todas las instituciones. De un año para otro, la cifra de migrantes en tránsito que llegan a Gipuzkoa se ha desplomado un 74%.

Así lo confirmó ayer el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, quien recordó que Euskadi necesita «a los migrantes» y que su aportación a la sociedad es «totalmente necesaria».

En una entrevista concedida a la emisora Euskadi Irratia, Fernández indicó que el Ejecutivo autónomo está preparado ante cualquier eventualidad relacionada con la llegada de personas migrantes, aunque ha destacado que «los números son muy diferentes» comparados a los del verano año pasado en cuando a migrantes que llegan al País Vasco.

«La aportación de los migrantes a nuestra sociedad es necesaria», dice Jonan Fernández

Así, señaló que, mientras en junio del pasado año llegaron a Andalucía unas 6.200 personas de otros países, este año han sido unos 2.300, y que si en dicho mes de 2018 se atendieron en Euskadi a 690 personas, este año se ha atendido 181, es decir, una disminución de un 74%, concretó el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco.

«No descartamos que el número de personas se incremente y contemplamos que en cualquier momento puede cambiar esta tendencia, por lo que debemos estar preparados y mantenemos el plan de contingencia que pusimos en marcha el pasado año. Por ejemplo, tenemos que tener en cuenta que el pasado año octubre fue un mes muy complicado, por lo que estaremos preparados hasta final de año para dar respuesta a distintos escenarios», aseguró.

En este sentido, Jonan Fernández afirmó que hay «muchos factores» que explican la disminución en el número de personas migrantes que llegan pero «es complicado decir cuál es la principal». Así, ha indicó que «parece que en Marruecos hay otros controles en estos momentos, pero son hipótesis y no se puede asegurar cuál es la verdadera razón».

Realidad incesante

En todo caso, el secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco aseguró que la migración es un fenómeno que «tenemos en Europa y se va a mantener», por lo que destacó que «tenemos que estar preparados para dar respuesta a situaciones muy diferentes».

«Es complicado decir qué forma va a tener. Los movimientos de personas y las migraciones de refugiados o migrantes son una realidad incesante y deberemos afrontar situaciones diferentes, pero no debemos olvidar nunca que necesitamos a los migrantes, porque lo pide el mercado laboral para mantener el nivel de nuestra sociedad o por nuestra crisis demográfica, y la aportación de los migrantes es totalmente necesaria», explicó.

Por último, Jonan Fernández dejó claro durante su intervención que «la migración es una realidad y la necesidad de migrantes es también otra realidad».