Exigen más recursos y tiempo de atención en Gipuzkoa para los migrantes en tránsito

Miembros de la red de acogida de Donostia con un grupo de migrantes, ayer en Amara. /
Miembros de la red de acogida de Donostia con un grupo de migrantes, ayer en Amara.

Miembros de la Red de Acogida Ciudadana denuncian que tres días no son suficientes para que organicen el viaje y reclaman mejor trato

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA SAN SEBASTIÁN.

Piden a las instituciones más recursos y atención durante más tiempo para las personas migrantes que se encuentran en tránsito en Gipuzkoa, con el fin de atajar una situación de emergencia humanitaria e impedir que tengan que malvivir en la calle. La Red de Acogida Ciudadana de Donostia lanzó ayer un SOS al Ayuntamiento de Donostia y al resto de instituciones del territorio para dar cabida a las personas que día tras día llegan al territorio en su camino hacia otras ciudades o países europeos.

Fuentes de esta red, donde confluyen miembros de Amnistía Internacional, SOS Racismo u Ongi Etorri Errefuxiatuak explicaron ayer que «pasan tres días y Cruz Roja los pone en la calle, cuando la diputada Maite Peña dijo que el plazo sería de cinco días. Es un plazo insuficiente para que organicen su tránsito». Según explicaron, ayer, «a la una de la madrugada, un grupo nos llamó desde el recurso de Cruz Roja en Zorroaga pidiéndonos ayuda, que estaban sin cenar, que tenían que dejar la estancia a las 8.00 de la mañana y que había algún herido». Y durante todo el domingo estuvieron acompañándoles hasta su vuelta al antiguo colegio a las ocho de la tarde. «Les hemos dado de comer gracias a un bar de Amara Berri porque el bocadillo que les dan ya se lo comen a media mañana. A alguno le hemos llevado al hospital por la vía de urgencias, porque uno tenía heridas infectadas y otro un cuadro de fiebre y tos. Osakidetza nos ha pasado la factura a los voluntarios», denunciaban.

Los miembros de esta red aseguran que «la situación es desbordante, con 40 inmigrantes llegados a Donostia en los últimos días y 70 a Irun. Allí, 30 personas han estado durmiendo en la estación. Si no proporcionamos recursos en los próximos días veremos gente durmiendo en la calle», denunciaron. «Si somos ciudad de acogida, tenemos que proporcionar medios, pero lo tienen que hacer las instituciones, que son las que pueden. Nosotros bastante hacemos con llevarles desayunos de casa, darles de comer y acompañarles al médico».

Fuentes de la red aseguran que los migrantes «son metidos en los autobuses con una pulsera sin que nadie les pregunte adónde quieren ir, porque algunos quieren ir a Murcia o a Lleida, donde tienen conocidos». Y denuncian asimismo que «en los recursos solo se atiende a las personas derivadas por Cruz Roja, y el resto se queda sin poder acceder». La situación «va a agravarse en los próximos días y es preciso que las instituciones respondan con urgencia», exigen.

Más

 

Fotos

Vídeos