La Diputación sopesa recurrir el fallo que justifica la paralización de la incineradora

Ainhoa Intxaurrandieta, Juan Karlos Izagirre, Marian Beitialarrangoitia e Iñaki Errazkin, ante cargos electos de EH Bildu./EH BILDU
Ainhoa Intxaurrandieta, Juan Karlos Izagirre, Marian Beitialarrangoitia e Iñaki Errazkin, ante cargos electos de EH Bildu. / EH BILDU

José Ignacio Asensio se aferra a que el recorrido judicial para determinar la responsabilidad de EH Bildu «no se ha acabado»

GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

La Diputación de Gipuzkoa optó ayer por tomar distancia respecto al último capítulo de la historia de la gestión de los residuos del territorio. Quiso ampliar la perspectiva del análisis y alejar el zoom de la sentencia que la víspera desestimaba la demanda presentada por Gipuzkoako Hondakinen Kudeaketa (GHK) contra los excargos públicos de EH Bildu que paralizaron la incineradora en 2013. La resolución del Tribunal de Cuentas de España no solo exculpa al exdiputado foral de Medio Ambiente Iñaki Errazkin y a la expresidenta del Consorcio, Ainhoa Intxaurrandieta, sino que respalda sus argumentos de fondo de que la planta estaba «sobredimensionada», lo que hacía «ineficiente, si no directamente inviable» la infraestructura.

El diputado foral de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio (PSE), emplazó a «tener en cuenta todo el recorrido judicial» abierto sobre la decisión del anterior Gobierno foral de paralizar el proyecto de Zubieta. «Voy a esperar a que todas las sentencias sean firmes para hacer una valoración definitiva de lo que supuso esa gestión de EH Bildu y extraeremos consecuencias», aseveró.

Recorrido judicial

Ámbito contable
Tribunal vasco
En abril de 2017 cifra en 46 millones el coste de paralizar la incineradora.
Asamblea de GHK
En octubre de 2017 acuerda presentar una demanda al Tribunal de Cuentas de España.
Tribunal de España
Esta semana exculpa a Iñaki Errazkin y a Ainhoa Intxaurrandieta en un procedimiento por alcance.
Ámbito ordinario
Juzgado de Donostia
La sala de lo contencioso-administrativo decreta en diciembre de 2016 la «nulidad de pleno derecho» del acuerdo de paralización.
TSJPV
El alto tribunal vasco ratifica en enero de este año que hubo «desviación de poder» al resolver el contrato de Zubieta.
Tribunal Supremo
Debe pronunciarse sobre la legitimidad de la paralización.

Según el también presidente de GHK, los servicios jurídicos de la sociedad foral analizan la sentencia y valoran si presentar recurso. El primer paso consistiría en recurrir en apelación ante la propia sala del Tribunal de Cuentas, aunque Asensio ya adelantó que el recorrido podría continuar «y es probable que termine en el Tribunal Supremo».

El discurso foral pasa por circunscribir la última sentencia al ámbito contable, «donde se dilucidaba la responsabilidad por alcance». Asensio recordó que el Juzgado de lo contencioso-administrativo de Donostia y el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ya se han pronunciado respecto a la decisión de paralizar la planta y han concluido que hubo una «desviación de poder». EH Bildu presentó en el Tribunal Supremo un recurso de casación con argumentos que, precisamente, han sido amparados por el Tribunal de Cuentas de España. Esgrimía que «actuaron cumpliendo la ley al cien por cien, que el proyecto estaba sobredimensionado y suponía un despilfarro de dinero público». Queda lo que el Supremo falle en torno a esta cuestión, por lo que Asensio destacó ayer que «el recorrido judicial no se ha acabado».

El diputado foral respondió a las críticas de EH Bildu minutos antes de que la coalición abertzale acusara a su Gobierno de tomar la decisión de demandar a Errazkin e Intxaurrandieta por «venganza política» y «matonismo». En este sentido, puso el acento en explicar el origen de la demanda. Rescató la importancia de un informe fiscalizador del Tribunal vasco de Cuentas sobre el ejercidio de GHK de 2012 que «detectó irregularidades» y «cuantifició» las pérdidas. El texto fue elevado al Tribunal de Cuentas de España y la Fiscalía de este órgano instó a GHK a presentar la demanda. El diputado foral reconoció que «no compartimos algunos argumentos que contradicen al Tribunal vasco de Cuentas», pero por encima de ello, remarcó la idea de que la sentencia procede de «un tribunal del ámbito contable», un plano diferente, tal y como interpreta la Diputación, de los tribunales ordinarios que juzgan la legitimidad de las decisiones tomadas por EH Bildu.

Proyecto actual no afectado

Otra de las ideas vertidas por los responsables forales durante el día de ayer fue la de desvincular la sentencia del Tribunal de Cuentas del actual proyecto de incineradora. El propio diputado general, Markel Olano, se refirió a la cuestión para zanjar que «ahora tenemos otro proyecto actualizado que va adelante». Asensio, por su parte, dejó claro que «la sentencia no tiene nada que ver con la gestión que se ha hecho esta legislatura», a lo que añadió que «las infraestructuras que vamos a poner en marcha no están en juego».

Más

 

Fotos

Vídeos