El envejecimiento en Gipuzkoa afecta ya a la compraventa de viviendas

El envejecimiento en Gipuzkoa afecta ya a la compraventa de viviendas

El creciente envejecimiento hace que cada vez haya menos población de entre 18 y 44 años

Juanma Velasco
JUANMA VELASCOSAN SEBASTIÁN

. A menudo se habla de las dificultades que tienen los jóvenes guipuzcoanos para emanciparse de casa y acceder a un primer pisito en propiedad o a una vivienda en alquiler. El desempleo y la precariedad laboral en muchos casos frenan las aspiraciones de muchos de ellos porque las cuentas no les cuadran. Ese es uno de los problemas. Pero hay otros y quizás de más calado. ¿Se imaginan en qué escenario se encontraría el territorio si el problema fuera la paulatina ausencia de esos jóvenes que demandasen una vivienda? Pues el fenómeno está pasando y todo apunta a que va a continuar en los próximos años. Los jóvenes que teniendo ingresos confiesan tener una necesidad de comprar o alquilar su primera vivienda cada vez son menos y, con ellos, la cifra de viviendas que necesitan en Gipuzkoa para su primera emancipación. En nueve años se ha desplomado un 50%. Si en 2009 se cuantificaba una necesidad de 32.783 viviendas, nueve años después la población de 18 a 44 años necesita 16.605.

Pero el panorama no es tan negro para la edificación de viviendas. El aumento de la necesidad de cambio de residencia que declaran los guipuzcoanos de cualquier edad «sostiene, en parte, la construcción de nuevos bloques de viviendas en el territorio», según aseguran desde el Gobierno Vasco. Entre 2015 y 2017 ha crecido un 28,5% la cifra de hogares que necesitarían ese cambio.

Así consta en la última Encuesta de Necesidades y Demanda de Vivienda en Euskadi, a la que ha tenido acceso este periódico. El trabajo, elaborado por el Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, que dirige Iñaki Arriola, ha encuestado a 4.500 vascos para conocer su necesidad de vivienda, de cambio residencial o de rehabilitación.

«La tendencia es que va a caer todavía más la demanda de ese primer acceso a la vivienda»

El aumento de la demanda de cambio de residencia sostiene en parte la construcción de pisos

Los que necesitan cambio buscan una casa más grande, mejor ubicación o mejor accesibilidad

Las cifras que deja la encuesta revelan que en la actualidad hay 62.100 personas en Euskadi de entre 18 y 44 años con necesidades de acceso a una primera vivienda y con ingresos o rentas propias. A su vez, existen otras 21.982 que, a pesar de tener necesidad, carecen de ingresos propios. Con datos de 2017, se necesitan 55.531 viviendas para cubrir esa demanda en todo Euskadi, más de un 50% que hace nueve años.

Si se pone el foco en Gipuzkoa, el desplome es similar, del 50%. Además, entre 2015 y 2017, la reducción ha sido especialmente importante, con un bajón del 20,8% en la cifra de hogares que necesitarían los guipuzcoanos de entre 18 y 44 años.

Según explica Mario Yoldi, director de Planificación de Vivienda del Gobierno Vasco, las causas de este desplome en la necesidad de vivienda por parte de la población joven refleja «una tendencia que viene de lejos y que tiene que ver con la estructura demográfica de la población».

Yoldi explica que la «población entre 18 y 44 años» cada vez es menor debido al envejecimiento poblacional, por lo que «la demanda de vivienda baja y la tendencia es que va a caer todavía más la necesidad de ese primer acceso a la vivienda», añade el director de planificación de Vivienda, que no olvida otro de los problemas: el de la falta de ingresos de algunos jóvenes, que hace que ni siquiera se planteen acceder a esa primera vivienda.

Según los datos de la encuesta, referidos a la población de Euskadi de entre 18 y 44 años, solo una de cada tres personas demanda una vivienda en propiedad, mientras que un 42,9% prefiere el alquiler (al resto le da lo mismo). Por franjas de dad, el colectivo más importantes de demandantes se sitúa entre los 25 y 34 años.

Cambio residencial

La encuesta refleja también la necesidad de cambio residencial que existe en la población vasca. En este caso, el estudio abarca a todas las franjas de edad. Y los resultados son muy distintos. Mientras la demanda de primer acceso de los jóvenes baja, la necesidad de cambio residencial se dispara. En el conjunto de Euskadi, entre 2015 y 2017 ha aumentado un 43%, mientras que en el caso de Gipuzkoa el crecimiento es del 28,5%. En cifras totales, 22.843 hogares guipuzcoanos aseguran que necesitan cambiar la vivienda, 5.060 más que en 2015. Esos registros suponen que el 8% del total de los moradores de hogares del territorio está pensando en cambiar

Según explica Mario Yoldi, esta creciente demanda de cambio de vivienda «sostiene en parte la construcción de nuevos edificios de vivienda». Tras esta demanda, se encuentran hogares de jóvenes en los que ha crecido la familia y necesitan más habitaciones, personas mayores que buscan una mejor accesibilidad, familias que aspiran a mejorar la ubicación, hogares en alquiler que quieren pasarse a la propiedad, proximidad al trabajo o incluso por motivos de divorcio o separación.

No obstante, entre los hogares que aseguran necesitar un cambio en Gipuzkoa, no todos lo requieren con el mismo ímpetu. De esos 22.843, el 54,4% indica tener una necesidad directa de cambio de vivienda, mientras el 45,6% está valorando mudarse a corto-medio plazo.

Bajón en rehabilitación

La encuesta de necesidades de vivienda también deja su hueco a la rehabilitación de viviendas. En este caso también hay un ligero descenso en Gipuzkoa. El año pasado 22.906 hogares del territorio aseguraban que necesitaban una reforma, un 3,4% menos que en 2015.

Según el director de planificación de Vivienda, Mario Yoldi, «no existe razón objetiva para este ligero descenso en Gipuzkoa, teniendo en cuenta que en el resto de territorios crece la demanda de rehabilitación». En el conjunto de Euskadi, el aumento de hogares con necesidad de rehabilitación es del 31% en dos años, en Álava del 46% y en Bizkaia del 57,9%.

Mario Yoldi asegura que el de la rehabilitación «es un factor importante, porque hay muchas viviendas que requieren reformas en materia de accesibilidad o de eficiencia energética».

La encuesta revela que un 49,9% de las viviendas necesitan mejoras en el interior, un 18% tanto en el interior como en las áreas comunes del edificio, mientras que un 32,1% solo necesita reforma en las áreas comunes del edificio, como la fachada.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos