Concentración contra el desahucio de una familia de una VPO en San Sebastián

Concentración de Stop Deshaucios en Donostia. /Usoz
Concentración de Stop Deshaucios en Donostia. / Usoz

AGENCIAS

La plataforma Stop Desahucios se concentrará este miércoles por la mañana ante la sede del Gobierno Vasco en San Sebastián para denunciar el desahucio previsto para este viernes de una familia de una vivienda de protección oficial (VPO) en alquiler del barrio donostiarra del Antiguo.

En un comunicado, la plataforma ha indicado que la concentración tendrá lugar a las 11.00 horas ante la sede donostiarra del Gobierno Vasco siutada en la calle Andia.

Según ha apuntado la asociación, una pareja y sus dos hijos van a ser desahuciados de su vivienda de VPO en alquiler de Benta Berri este viernes a las 09.30 horas «a manos de Testa Residencial-Socimi, cuyo inversor mayoritario desde septiembre 2018 es el fondo buitre Blackstone».

La plataforma ha explicado que pese a que el pasado 19 de enero la familia ingreso en la cuenta de esta Socimi los 7.824 euros correspondiente a las rentas adeudadas, «este 'fondo buitre' no ha retirado la demanda 918/2018 del juzgado número 2 de San Sebastián».

Stop Desahucios ha recordado que San Sebastián es «un municipio libre de desahucios desde la resolución del Pleno municipal del 24 de septiembre de 2015 y su Gobierno municipal esta obligado a intermediar con las entidades financieras, inmobiliarias, o fondos de inversión, para evitar desahucios de deudores de buena fe como es esta familia».

La plataforma ha indicado que la concentración del miércoles será ante el Gobierno Vasco porque «en los años 90, cedió por 75 años el derecho de superficie de estas viviendas a la UTE Benta Berri compuesta por Metrovacesa y Vallehermoso, que en el 2016 se fusionan con Testa Residencial-Socimi, que gestiona activos inmobiliarios de Santander, BBVA y Caixa hasta 12.000 viviendas en todo el estado, entre ellas las VPO DE Benta Beri».

Según ha apuntado Stop Desahucios, estas 450 viviendas fueron adjudicadas por sorteo efectuado por el Ejecutivo Vasco a aquellos solicitantes que no tuvieran vivienda en propiedad, y cuyos ingresos estuvieran comprendidos entre 3.000 y 39.000 euros anuales.

La pareja que va a ser desahuciada «firmó el contrato de arrendamiento el 24 de noviembre de 1998 y las condiciones estaban supervisadas por el Gobierno Vasco durante 30 años, plazo que finaliza el 17 de noviembre de 2028, fecha en la que el actual propietario, Testa-Socimi-Blackstone, podrá fijar las cuotas según el libre mercado», han precisado.