Gloria Camila zanja la comparación entre su madre e Isabel Pantoja

Sale al paso de una tremenda bronca entre Isabel Pantoja, las Azúcar Moreno y Carlos Lozano en 'Supervivientes'

EL DIARIO VASCO

Como bien sabemos, las comparaciones son odiosas. Pero parece que están más de actualidad que nunca. En el mundo del folclore nunca falta dicha comparación entre cantantes. Últimamente ha ocurrido más de la cuenta entre Isabel Pantoja y la ya desaparecida Rocio Jurado. La hija de esta última ha querido zanjar lo ocurrido en el reality 'Supervivientes'. El hueso del llamado melocotón de los trópicos causó una tremenda bronca entre Isabel Pantoja, las Azúcar Moreno y Carlos Lozano. Su reparto trajo la discordia a la 'isla de los señores' y la fruta propició descalificaciones para todos los gustos. «A ver si te atragantas con el hueso», espetó el presentador a Toñi Salazar. Y la artista, dolida, respondió: «Eres muy dañino».

La reyerta se extendió alcanzando a la tonadillera de Cantora que explotó poniendo en duda la profesionalidad de Lozano llamándole «presentador de pinganillo». Y claro, el comunicador no se quedó atrás: «Te crees muy grande y para grande, la más grande: ¡Rocío Jurado!», reprochó con rabia. Y se lió parda.

Tan fuerte fue la disputa que Lozano fue llamado al orden por el pirata Morgan (parece coña, pero es así) y desterrado a la plataforma marítima junto a Loli Álvarez. Lo curioso es que, tras la marcha del showman, Isabel Pantoja y las Azúcar Moreno decidieron que abandonaban el concurso. Una barca las alejó de la playa, dejando a Chelo García Cortés en tierra llorando desconsolada; pero en lugar de conducirlas a casa las llevaron a la cabaña presidencial manteniéndolas aisladas durante unas horas.

«No he querido ni quiero abandonar», exclamaba la tonadillera recogiendo cable en su conexión en directo con Carlos Sobera. Al parecer su deserción fue solo una 'llamada de atención' a la organización de 'Supervivientes': «Esto es un maltrato psicológico horrible», denunciaba la artista indignada. «Yo he venido aquí porque era el sueño de mi vida, pero he venido a un concurso de supervivencia, no a que me maltraten», declaraba alterada. Sobera trataba de calmarla informándole de que aquel también era un juego de convivencia, pero la cantante no cedía e insistía en que se fuera Lozano, pidiéndole a la audiencia que lo echara. «Se mete hasta con mi acento», censuraba.

Poco caso le hizo el público a Pantoja porque Carlos Lozano fue, precisamente, el aventurero salvado de la quema. Era el menos votado por los espectadores y, por lo tanto, rescatado, dejando en la lista negra a Jonathan, Mahi y Mónica Hoyos. El reencuentro de Lozano con sus adversarias fue realmente tenso y la sonrisa del madrileño expresaba su sentimiento de victoria. «A mí sus insultos no me afectan, parece que a ellas sí», argumentaba el presentador, que también reconocía que es «muy pesado» discutiendo. En cualquier caso, la batalla está servida. Está claro que las trifulcas seducen a la audiencia, y más si Pantoja está involucrada en el follón, así que seguro que las riñas continuarán. En la otra playa, paradójicamente, es el amor el que parece que envuelve el ambiente. Fabio se ha declarado a Violeta, pese a que la chica ya le dejó claro que tenía novio fuera. Lo malo es que entre el cariño que le brinda el muchacho y lo mal que lo está pasando en el naufragio, la joven no ha cerrado las puertas al querer. Ya ven, unos se quieren y otros se matan, metafóricamente hablando, claro.