Itxaso propone extender a Gipuzkoa la colocación de placas por las víctimas

El candidato del PSE-EE a diputado general de Gipuzkoa, Denis Itxaso (i), y el catedrático de Historia Contemporánea de la UPV-EHU, Luis Castells, han presentado el programa de convivencia y memoria democrática/J. Usoz
El candidato del PSE-EE a diputado general de Gipuzkoa, Denis Itxaso (i), y el catedrático de Historia Contemporánea de la UPV-EHU, Luis Castells, han presentado el programa de convivencia y memoria democrática / J. Usoz

Los socialistas guipuzcoanos presentan su programa electoral foral en materia de convivencia que incluye la creación de una cátedra de la Memoria y la Convivencia en la UPV

A. González Egaña
A. GONZÁLEZ EGAÑA

Denis Itxaso se ha comprometido a colaborar con los ayuntamientos para colocar en todos los municipios de Gipuzkoa, siguiendo el modelo iniciado en San Sebastián, placas conmemorativas en el lugar de cada atentado de ETA, en memoria de los asesinados. El candidato del PSE-EE a diputado general de Gipuzkoa ha remarcado que el futuro de del territrorio depende, «en gran medida» de que la sociedad pueda convivir «con respeto, aceptando la diversidad y sin imposiciones, y recordando y reconociendo el sufrimiento y las injusticia que muchos guipuzcoanos hemos padecido durante años debido a las políticas que buscaban eliminar al diferente». La propuesta forma parte del programa electoral de los socialistas guipuzcoanos, en materia de convivencia, que esta mañana ha presentado el propio Itxaso, acompañado por el historiador Luis Castells, en la librería Lagun de Donostia, referente cultural contra el «totalitarismo», que fue perseguida por el franquismo, atacada por la extrema derecha y objetivo constante del entorno de ETA. Castells ha apuntado que para construir la convivencia futura «es fundamental tener en cuenta el pasado». «No se trata solo de hablar de lo que nos ha ocurrido, sino de hacerlo de manera rigurosa a través del mundo académico», ha explicado.

El objetivo del PSE-EE es construir la Gipuzkoa de la convivencia sobre valores «que garanticen la memoria, la libertad y los derechos de todos, en la que todas las personas puedan vivir y expresar sus opciones en libertad, con más igualdad y con mayor respeto por las diferencias». Una Gipuzkoa en la que «podamos ser diferentes siendo iguales en derechos», ha remarcado Itxaso que ha recordado que el territorio guipuzcoano ha sido el más castigado por la violencia con un total de 324 asesinatos de ETA, los GAL y el Batallón Vasco Español. La macabra lista se estrenó en Aduna con la muerte a manos de ETA del guardia civil José Antonio Pardines, el 7 de junio de 1968.

El candidato a gobernar el territorio durante los próximos cuatro años ha remarcado que la «gran aportación» de los socialistas en la Diputación Foral de Gipuzkoa en esta legislatura ha sido «la normalización del clima de convivencia, haciendo posible el acuerdo entre diferentes y asentando una cultura de pacto y respeto». Comenzando por el reconocimiento de las víctimas que sufrieron directamente «el zarpazo del terrorismo de ETA», Itxaso ha asegurado que todas las políticas desarrolladas están enmarcadas en la defensa de valores como la libertad y la igualdad y en la protección de los derechos de todas las personas, «que es la mejor garantía para una convivencia justa y en paz».

Ha recordado el homenaje que en esta legislatura se le brindó desde la Diputación a la librería Lagun por «su firme compromiso» en defensa de las libertades y al escritor Raúl Guerra Garrido, en el cincuenta aniversario de la edición de 'Cacereño' «por su compromiso cívico». También ha puesto en valor la exposición 'Luces de la memoria' que se llevó a cabo en el centro cultural Koldo Mitxelena de la capital guipuzcoana coincidiendo con el 50 aniversario del primer asesinato de ETA, así como el homenaje tributado en el marco de dicha exposición a las víctimas de la violencia etarra, tras la disolución definitiva de la banda terrorista.

Itxaso también ha propuesto la creación de un convenio de colaboración, de una cátedra de la Memoria y la Convivencia en la UPV, para elaborar el relato de la violencia y los ataques a la convivencia en la historia reciente de Gipuzkoa, y garantizar así, a través de la divulgación pedagógica, «la memoria de lo sucedido y evitar que vuelva a repetirse». Los socialistas guipuzcoanos también proponen la creación de un aula de convivencia que recorra los centros educativos para transmitir la memoria de lo sucedido y asentar entre los jóvenes los valores de la tolerancia y el respeto. Se ha comprometido igualmente a crear el Premio a la Convivencia y los Derechos Humanos para distinguir y reconocer a personas y entidades que desempeñen un papel destacado en la defensa valores como la tolerancia y el respeto.