La huelga de los trabajadores de Amazon le amarga el 'Black Friday'

Centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid)./Afp
Centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid). / Afp

Los sindicatos cifran hasta en un 90% los paros pero la empresa dice que «la mayoría» está trabajando «con normalidad

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

El 'Black Friday' es el día (junto al Prime Day) que más productos vende Amazon desde su web, pero este viernes sus pedidos podrían verse resentidos en España por la huelga de 24 horas convocada en el centro logístico de la compañía en San Fernando de Henares (Madrid). Y es que aunque Amazon ha asegurado a este periódico que «la mayoría de los empleados están trabajando con normalidad», desde los sindicatos afirman que los paros se están siguiendo hasta por el 90% de la plantilla.

Así, CC OO ha confirmado que el seguimiento de los paros en el primer turno de noche ha sido del 90% y del 70% en el turno de mañana en uno de los días de mayor actividad debido a la celebración de esta jornada de descuentos. Por parte de la Confederación General de Trabajadores (CGT) lo cifran en un 80% de la plantilla del turno de mañana y aseguran que la huelga ha tenido «mucho impacto» porque «no se puede llevar a cabo la distribución como un día normal».

En la plataforma, la mayor de Amazon en España y la primera que abrieron, trabajan unas 2.400 personas (1.600 de plantilla y 800 contratadas por ETT), según fuentes sindicales, que acusan a la empresa de estar desviando carga de trabajo a otros centros, sobre todo al de El Prat (Barcelona) para minimizar el impacto en este 'Black Friday'.

¿Qué piden a la empresa?

Desde CC OO reivindican que las condiciones laborales cambiaron en abril de este año, cuando «después de 17 meses negociando» un nuevo convenio, «la empresa rompió las reuniones y aplicó el convenio sectorial» que, en su opinión, rebaja sus derechos.

Por ello, desde el sindicato piden que se restituyan las condiciones anteriores en materia económica y materia social, como la restitución del salario en caso de baja, restauración de los derechos de conciliación laboral (días de asuntos propios o posibilidad de elegir en qué momento coger las horas extra acumuladas), y subida del sueldo conforme al IPC cada año.

El próximo lunes el sindicato y la dirección del centro se reunirán para acordar el calendario laboral ya que los próximos 7 y 9 de diciembre también habrá huelga. Este paro en un día crucial para la compañía se suma al resto de manifestaciones que se han convocado desde que el pasado mes de abril se implantase el Convenio Provincial de Logística de Madrid que conllevó a una «bajada de condiciones laborales».

Retrasos en las entregas

Los manifestantes critican la flexibilización del mercado laboral, sustitución de trabajadores con derechos por autónomos precarios, destrucción del pequeño comercio y evasión fiscal por medio de una estructura societaria multinacional. En cambio, desde la empresa aseguran que sus empleados cuentan con «un salario competitivo» que en Madrid llega a un «mínimo de 19.300 euros».

Sobre la posibilidad de retraso en la entrega de paquetes a sus clientes, desde Amazon aseguran que para ellos es una «prioridad» servirles y que su servicio de atención al cliente «trabajará con cada uno directamente en caso de cambio en nuestra promesa de entrega».

 

Fotos

Vídeos