Las huelgas en aeropuertos y trenes que complicarán la vuelta de vacaciones

Las huelgas en aeropuertos y trenes que complicarán la vuelta de vacaciones

Hay convocados paros en Barajas y Barcelona que afectan a varias aerolíneas

EL DIARIO VASCO

Todavía queda bastante para el final del verano y miles de personas todavía sueñan con las vacaciones. Pero sus plantes pueden truncarse por las múltiples huelgas convocadas tanto en compañías aéreas como en Renfe.

Uno de los paros más llamativos es el que tendrá lugar en la aerolíena irlandesa de bajo coste Ryanair, que este mismo viernes ha anunciado que despedirá hasta a 512 trabajadores en España tras el cierre de algunas bases. Los tripulantes de cabina están llamados a secundar la huelga los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 28 de septiembre. Además, los pilotos de Ryanair de Reino Unido han convocado huelga hasta el 4 de septiembre para reclamar mejores condiciones salariales. También se espera una huelga de tripulantes de cabina de esta aerolínea en Portugal hasta este domingo.

Por otra parte, el sindicato UGT ha convoca huelga en el personal de tierra de Iberia en Barajas para los días 30 y 31 de agosto. Los empleados reclaman un plan de empleo que acabe con la eventualidad del trabajo. Todavía no se han decretado los servicios mínimos.

En el aeropuerto de Barcelona-El Prat, habrá paros los días 24, 25, 30 y 31 de agosto. Los trabajadores piden un nuevo plan de empleo que termine con la eventualidad y la precariedad de los contratos, así como la redistribuición de las horas de trabajo. La plantilla de Iberia Barcelona se encarga no solo de los servicios de esta compañía, sino que dan asistencia a una veintena de compañías, como Vueling. Iberia ha cancelado tres puentes aéreos entre Barcelona y Madrid para el sábado 24 de agosto y tres más el domingo 25.

Vueling ha cancelado vuelos para estos días de huelga en Barcelona: 112 para el primer fin de semana en El Prat. Son 46 los vuelos cancelados este sábado y el domingo 25. La compañía ha asegurado que los pasajeros afectados, unos 18.000, serán reubicados en otros vuelos.

En paralelo a este paro, el aeropuerto catalán convive desde el pasado 9 de agosto con una huelga indefinida convocada por los vigilantes de seguridad de los controles, contratados por Trablisa, y que no está provocando problemas porque los servicios mínimos son del 90 %. Los trabajadores reclaman mejoras salariales y laborales que la compañía rechaza ni siquiera negociar con el argumento de que se está cumpliendo de manera estricta el convenio colectivo y el laudo de 2017, con el que se cerró la huelga que afectó hace dos veranos al colectivo de trabajadores de los controles de seguridad.

La aerolínea Alitalia también sufrirá paros. En concreto, los pilotos y el personal de cabina han convocado una huelga para el 6 de septiembre por la entrada en concurso de acreedores de la compañía y el temor a una suspensión de pagos.

Por último, el personal de facturación de Easyjet en el aeropuerto de Londres-Stansted sigue convocando paros después del fracaso de las negociaciones para la actualización de sus salarios. La última huelga será hasta el 29 de agosto.

Huelga en Loiu

El sindicato UGT ha convocado una huelga en el aeropuerto de Loiu para el personal de tierra de Iberia los días 8 y 9 de septiembre en horario de 24 horas. De esta manera, la central extiende los paros parciales que ha realizado durante este verano en el aeródromo vizcaíno. Las de Loiu no serán las únicas protestas, ya que estas jornadas de huelga se suman a las ya convocadas en el aeropuerto de Barcelona-El Prat para los días 24, 25, 30 y 31 de este mes, así como el 30 y 31 en Madrid-Barajas.

Iberia cuenta en Loiu con unos 270 trabajadores de tierra que prestan servicio a varias compañías. Hace dos semanas iniciaron unos paros parciales por tramos horarios, que apenas tuvieron repercusión en el funcionamiento del aeropuerto de Bilbao.

Estos trabajadores de tierra de Iberia atienden no solo a la compañía aérea española, sino a otras de su grupo, IAG, como Vueling -la que más pasajeros mueve en Bilbao- o British Airways, y a algunas más como Lufthansa. Se ocupan desde la facturación en los mostradores a la carga de las maletas.

La sección sindical de UGT ha justificado la convocatoria de los paros en la necesidad de un nuevo plan de empleo «que termine con la perpetua eventualidad» y que pueda transformar contratos de tiempo parcial a tiempo completo.

Renfe

Los paros también afectarán a los trenes de Renfe. El viernes 30 de agosto y el sábado 1 de septiembre el sindicato CGT ha convocado paros entre las 12 horas y las 16 horas y entre las 20 horas y las 24 horas. La compañía ha informado de que los pasajeros afectados podrán, siempre que sea posible, viajar en otro tren. Añade que también podrán anular los billetes o cambiarlos para otra fecha sin coste.

El Ministerio de Fomento ha decretado unos servicios mínimos del 75% en los trenes de cercanías en horas puntas, y del 50% en el resto de horas. Para los trenes de Media Distancia, los servicios mínimos se han establecido en el 65%; en los de Alta Velocidad Larga Distancia será del 78%; y los trenes de mercancías tendrán un 25% del servicio habitual.