Al 'Eusko Renove' ya solo le queda un millón de euros para la compra de 500 vehículos

Al 'Eusko Renove' ya solo le queda un millón de euros para la compra de 500 vehículos

Jorge Murcia
JORGE MURCIA SAN SEBASTIÁN.

El 'Eusko Renove' encara ya su recta final. Al plan de ayudas para la adquisición de nuevos vehículos lanzado por el Gobierno Vasco el pasado 1 de marzo le queda por repartir poco más de un millón de euros de los cinco con los que arrancó. Y el Ente Vasco de la Energía (EVE) -encargado de su gestión- calcula que se agotarán a finales de este mes. Eso significa, según detallaron ayer fuentes del organismo, que se podrán dar salida a algo menos de 500 solicitudes de compra.

A día 8 de mayo, en las oficinas del EVE habían entrado 2.247 solicitudes de subvención, de las que 1.917 eran válidas. El resto, o bien tenían algún defecto de forma o no cumplían los requisitos establecidos para poder acogerse al plan, lanzado en plena 'crisis del diésel' como símbolo de apoyo a un sector vital para la economía vasca.

El 'Eusko Renove' otorga ayudas de entre 2.000 y 3.000 euros para la compra de una amplia gama de vehículos altamente eficientes y menos contaminantes. A diferencia del Plan Moves puesto en marcha por el Gobierno central, que sólo subvenciona la adquisición de coches eléctricos puros e híbridos enchufables, el programa vasco incluye a vehículos movidos por otras energías alternativas a la combustión tradicional, como el hidrógeno o el gas (GNC o GLP). Pero también reparte ayudas para la compra de coches de gasolina y de gasoil siempre que no alcancen un tope de emisiones de CO2. La pretensión es sustituir vehículos de al menos de 10 años en el caso de los turismo y de 7 en el de las furgonetas.