España deja atrás los récords turísticos un lustro después

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. /Efe
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. / Efe

Terminará 2018 con 81,2 millones de llegadas de turistas, casi un punto menos que el año pasado

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Tenía que llegar y los últimos datos sobre viajeros extranjeros de este verano aventuraban que estaba cerca. España terminará el año sin récord de llegadas de turistas por vez primera en el último lustro, sin duda una mala noticia pero de la que ya venían advirtiendo las empresas del sector hace tiempo por la recuperación de otros destinos competidores en el Mediterráneo y la necesidad de diversificar más la oferta nacional.

Las previsiones negativas para cierre del ejercicio las adelantó este martes la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, quien no obstante trató de que se viera el vaso medio lleno en la industria turística española porque «nos enfocamos hacia un modelo turístico de calidad más que de cantidad». Y lo cierto es que los datos parecen respaldarla porque, pese al descenso de afluencia, el gasto aumentará.

En concreto, según las estimaciones del último informe de coyuntura elaborado por su departamento, lo hará un 2,8% en el conjunto del año -en la línea del alza que registraba hasta agosto- hasta sumar 89.440 millones de euros, lo que achacó al «triunfo de una estrategia de calidad», que incluye un aumento de las acciones promocionales en el exterior. Sin embargo, no obtuvieron el mismo éxito para atraer más viajeros foráneos.

Y es que 2018 terminará con 81,2 millones de turistas internacionales llegados a tierras españolas, un 0,8% menos que el ejercicio anterior, lo que supone una merma de casi 700.000 personas. No obstante, logrará moderar la caída del 2% que se registró en los meses de verano (junio-agosto), pero a la vez acelerará el descenso anual acumulado con el que terminó agosto (-0,08%).

Las previsiones del Gobierno para el último trimestre del año apuntan un descenso del 2,2% en las llegadas, con 15,3 millones de viajeros extranjeros entre octubre y diciembre. En contraste, el gasto realizado por quienes vengan se incrementará más de un 2% respecto al mismo período del año pasado.

El gasto, prioritario

Por ello, la ministra insistió en que el gasto turístico deberá ser a partir de ahora, más que nunca, «el indicador con el que midamos la fortaleza de nuestro sector*. Sobre todo si se considera, como ha venido avisando el 'lobby' de empresas Exceltur, que será complicado volver a crecer en número de turistas ante la fuerte competencia en precios de destinos ya recuperados como Turquía, Túnez, Egipto y Grecia.

Por ultimo, Maroto también se refirió al caso de Cataluña, por ser la comunidad autónoma donde más ha descendido el turismo extranjero: un 5% en el acumulado hasta agosto. Admitió en este sentido que seguramente se deba a la «inestabilidad política» en ese territorio, aunque acto seguido matizó que sigue siendo el más visitado de España con una cuota del 23,4%, es decir, aun concentra casi una de cada cuatro llegadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos