Primera

Kroos seguirá siendo uno de los pilares de Zidane

Kroos, junto a Butragueño en la rueda de prensa para hablar de su renovación. / Foto: Javier Lizón (Efe) | Vídeo: Atlas

El Real Madrid renueva al alemán hasta 2023, poniendo fin a los rumores que le situaban en el mercado

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

El Real Madrid sigue dando pasos en la articulación de su nuevo proyecto tras clausurar una campaña para el olvido. La entidad de Chamartín renovó este lunes a Toni Kroos. El alemán, cuyo futuro parecía en entredicho tras un curso en el que, como sus compañeros, no rindió a su nivel habitual, permanecerá ligado al club hasta 2023, una temporada más de las que tenía firmadas. De completar su nuevo contrato, cumplirá los 33 años vestido de blanco. «Nunca ha estado en mi cabeza salir de aquí», señaló el interior en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, Emilio Butragueño.

«Yo y el club tenemos una relación muy especial. Vine en 2014 y desde el primer día tuve mucha confianza», indicó el teutón, que dejó claro que la prórroga de su contrato es una «señal» de que tanto la entidad como Zinedine Zidane apuestan en que será un factor determinante en la reactivación de un equipo que ha firmado un curso paupérrimo. «Si el míster no me quisiese, no estaríamos aquí hoy», incidió.

Reconoció Kroos que habló con Zidane y sabe cuál es su idea respecto a la conformación del nuevo proyecto, así como su papel en el mismo, un rol «importante», según declaró, que pasaría por mantener su posición actual, de 'ocho', que considera «perfecta» pese a que la lista de altas podría conllevar la llegada de competidores como Paul Pogba, al que el preparador trata de echar el lazo a toda costa. Algo que no le inquieta. «A mí me gusta también este jugador y para mí no cambia nada. Es lo que he hecho los últimos cinco años, luchar por mi puesto, jugar bien y cuando juego a mi nivel creo que no tengo problemas», subrayó un futbolista que espera terminar su carrera en el Real Madrid -«mi idea es que sea mi última renovación»- y que bromeó con una posible incorporación de Kylian Mbappé después de que el delantero sembrase dudas sobre su permanencia en el París Saint-Germain: «Me gusta Mbappé como jugador, pero esa pregunta no es para mí. Tengo un buen contrato pero yo no le puedo comprar».

«Nunca ha estado en mi cabeza salir de aquí. La opinión del club era la misma y por eso estamos aquí hoy»

Pieza estratégica

Reclutado en 2014 a cambio de 25 millones de euros para el Bayern de Múnich, su club de procedencia, Kroos fue uno de los ejes sobre los que pivotó una edad de oro del Real Madrid en la que amasó doce títulos en cinco temporadas: tres Champions, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa, una Liga y una Supercopa de España.

Un palmarés que inauguró nada más enfundarse la zamarra blanca, ya que levantó la Supercopa de Europa ante el Sevilla en Cardiff en el que fue su primer encuentro oficial con el Real Madrid. Desde aquel 12 de agosto de 2014, ha sido indiscutible en la medular, arquitecto junto a Luka Modric del ataque del rey de Europa, con el sostén de Casemiro como pivote defensivo. Los tres formaron de inicio en las finales de Milán, Cardiff y Kiev que sellaron la 'undécima', la 'duodécima' y la 'decimotercera', de todas las cuales fue una de las piedras angulares.

233 partidos oficiales le han convertido en el segundo alemán más longevo del Real Madrid, superado únicamente por los 308 que disputó Uli Stielike. El teutón destaca por su fiabilidad y efectividad en el pase, siendo también un seguro a balón parado, lo que le ha permitido repartir 46 asistencias y marcar 13 goles en cinco campañas.

«Toni es un jugador fundamental. En los cinco años que está en el Madrid ha hecho cosas muy buenas. No le supera la presión y a mí me gusta. Siempre me ha gustado», dijo Zidane cuando le interpelaron por el futuro del alemán en vísperas del partido de Liga ante el Leganés en Butarque. Por entonces sólo había completado un encuentro a las órdenes del francés desde su retorno al banquillo y se especulaba con que podría ser una de las piezas con las que «hacer caja» de que habló el técnico aquel día.

Kroos ha amasado doce títulos en cinco temporadas en el Real Madrid, marcando 13 goles y repartiendo 46 asistencias

Con un valor de mercado de 80 millones de euros según la web Transfermarkt, el más alto de la plantilla junto a los de Raphael Varane y Marco Asensio, Kroos era una pieza codiciada y se le vinculó con equipos como el PSG, pero el Real Madrid siempre le ha tenido como apuesta estratégica y dicha consideración no se ha visto alterada por una campaña en la que ha llegado a escuchar pitos en el Bernabéu.

Una temporada dramática de la que el germano hizo crítica este lunes. «Ningún jugador ha llegado a su nivel top como los anteriores años. Cuando pasa con tantos jugadores es difícil tener muchos éxitos», comentó Kroos, que considera esa caída «normal después de tres Champions seguidas». «Lo que no es normal son las tres Champions seguidas», agregó el '8', que asumió su parte de responsabilidad. «Después del partido contra el Ajax ya dije que soy el primero que no ha jugado a su nivel», recordó Kroos, que subrayó que llevaba cuatro años a un nivel «constante, muy top» y reivindicó que sigue siendo ese mismo jugador.

«Ningún jugador ha llegado a su nivel top como los anteriores. Cuando pasa con tantos jugadores es difícil tener muchos éxitos. Es normal después de tres Champions seguidas; lo que no es normal son las tres Champions seguidas»

Se describió como un hombre que trabaja al servicio del bloque. «Para mí lo más importante es siempre el equipo. Yo no juego para mí sino para mejorar a mis compañeros», comentó Kroos, que admitió que en los dos últimos años le ha faltado «constancia» al Real Madrid en la Liga pero quiso lanzar un mensaje de esperanza. «Vamos a intentar llegar al nivel top como antes de esta temporada. No voy a decir que vamos a ganar todo, pero lo vamos a intentar y por eso necesitamos a la afición».