NBA

Fin de semana de vuelos, triples y buen humor

Fiesta. El mate de Diallo sobre Shaquille O'Neal,Kevin Durant compitiendo contra Curry, Luka Doncic, con el 77, y Joe Harris, el ganador del concurso de triples. / REUTERS/EFE
Fiesta. El mate de Diallo sobre Shaquille O'Neal,Kevin Durant compitiendo contra Curry, Luka Doncic, con el 77, y Joe Harris, el ganador del concurso de triples. / REUTERS/EFE

El All Star Weekend dejó para el recuerdo los focos sobre Luka Doncic, los mates de Diallo, la puntería de Joe Harris y un All Star Game donde reinaron los triples y hubo remontada

Iñigo Puerta
IÑIGO PUERTA

Charlotte, en Carolina del Norte, acogió un exitoso fin de semana de las estrellas. La ciudad que fue vetada por la NBA en 2017 por una legislación que favorecía la discriminación por género y orientación sexual, rectificó. La NBA demostró una vez más su poder de influencia política. La liga, además de ser un lucrativo negocio, es un vehículo efectivo de concienciación social. El ambiente festivo y los guiños a la comunidad han marcado otro All Star para recordar.

El viernes, antes de que el 'Rising Star Challenge' retara a las promesas de USA y 'Mundo', Luka Doncic acaparaba todo los focos en la sala de prensa. Su impacto mediático ya se calibró al recibir 4,2 millones de votos para que fuera titular en el All Star Game. Si las normas de elección no hubiesen cambiado habría jugado el partido de 'los mayores'. El encuentro que jugó no tuvo mucha historia y el propio Luka se lo tomó como puro disfrute. Sin tensión y con una sonrisa en la boca se limitó a seguir la corriente de 'alley oops' y triples que rodean al evento. Ganó USA con Kyle Kuzma (35p) como MVP.

El sábado por la madrugada llegaron los concursos. El momento más deseado para los aficionados NBA. El reto de habilidades tenía su morbo, con Luka Doncic entre los favoritos. Aún así, tampoco se esforzó. Un circuito de bote, pase, contraataque y triple que Luka hizo a medio gas. El más esforzado, Trae Young, perdió la final ante Jayson Tatum. El alero de los Boston Celtics se vio superado por la velocidad de Young y tuvo que lanzar el triple desde medio campo para neutralizar la ventaja. La bola entró.

Ya en el concurso de triples, Joe Harris calentó el inicio con una serie fantástica. Fueron cayendo favoritos e incluso el histórico Dirk Nowitzki, ganador en 2006. Stephen Curry y Buddy Hield sobrevivieron al primer embate, pero sucumbieron a la consistencia del escolta de los Nets. Un consumado especialista que ha anotado el 100% de sus triples de esta temporada tras pase.

Tiempo para volar. El listón del concurso de mates lo dejó alto Donovan Mitchell el año anterior. Collins empezó tibio, Dennis Smith y Bridges estuvieron erráticos en unos intentos estratosféricos y el más solvente fue Cheick Diallo. El alero de Mali alcanzó alturas sobrehumanas con una pasmosa facilidad, dejando la joya del All Star. Saltó a Shaquille O'Neal con tal suficiencia que introdujo el brazo en el aro hasta el codo, se quedó suspendido como lo hiciera Vince Carter años atrás y con la otra mano enseñó una camiseta interior de 'Superman'. El 'show' del justo vencedor.

Récord de triples

En el All Star Game, el guion padeció cambios. El equipo del griego Giannis Antetoukounmpo (38p) salió con más intensidad de lo habitual. Una pachanga pero con ritmo. Se pararon incluso algunas acciones con falta. La ventaja creció hasta los 20 puntos, pero tras el descanso el equipo de LeBron James reaccionó. Un vendaval de triples acortó las distancias. Fue la hora de Lillard, con bombazos desde casi 9 metros que ayudaron a darle la vuelta al marcador. Sus compañeros defendieron y terminaron dominando un partido (178-164) que homenajeó a Wade y Nowitzki. En total se anotaron 62 triples de 167 intentos entre los dos conjuntos, se vivieron acciones espectaculares que quedarán para el recuerdo y Kevin Durant (31p) fue nombrado MVP.