Atletismo

El 'cum laude' se lo gana el keniano Kipchoge en el maratón de Berlín

Kipchoge cruza la meta en el maratón de Berlín, donde ayer pulverizó el récord del mundo de la distancia/
Kipchoge cruza la meta en el maratón de Berlín, donde ayer pulverizó el récord del mundo de la distancia

Con 2h01:39, bate el récord del mundo por más de un minuto en una carrera en la que corrió completamente solo desde el kilómetro 25

Karel López
KAREL LÓPEZ

Con 18 años, Eliud Kipchoge se colgó en el Mundial de París, en 2003, la medalla de oro en los 5.000 metros. Trece temporadas después, en los Juegos de Río, ganó el maratón. Pero se le resistía el récord mundial... ¡Hasta ayer! No había dudas de que el keniano era el mejor maratoniano del planeta y ayer, en Berlín, el fondista de 33 años paró el crono en 2h01:39 (a 2:52.98 el kilómetro), pulverizando la plusmarca mundial de maratón, la octava que un hombre lograba en la capital alemana.

Los ritmos

En estos tiempos en los que no se deja de hablar de carreras, de másters, de doctorados... el que se ganó el 'cum laude' y completó la carrera perfecta fue Kipchoge, y eso a pesar de correr 17 kilómetros en solitario. No había liebre capaz de aguantar su infernal ritmo. De hecho, el keniano, que mejoró en 1:18 la plusmarca de su compatriota Kimetto (2h02:57 desde 2014), tuvo algún que otro encontronazo con sus ayudantes antes del ecuador de la prueba.

Kipchoge, en el centro de la imagen, en el podio.
Kipchoge, en el centro de la imagen, en el podio. / AFP

Pero daba igual. Las condiciones en Berlín eran idóneas (alrededor de 20ºC a eso de las 11.00 horas, sol, sin viento...) y el protagonista, que llegaba con diez triunfos en la distancia (solo cuando Kipsang hizo el récord en 2013 en Berlín no pudo ganar Kipchoge), estaba en plena forma. Más incluso que cuando, en mayo del pasado año, en el mediático 'Breaking2' en el circuito de Monza, en condiciones no homologables, completó la distancia de Filípides en 2h00:25.

Ahora, visto lo visto, sí que se puede soñar con ver al ser humano bajando de las dos horas en los 42,195 kilómetros. En 1985, el portugués Carlos Lopes rompió la barrera de las 2h08; en 1988, el etíope Belayneh Dinsamo, la de las 2h07; en 1999, el marroquí Khalid Khannouchi, la de las 2h06; en 2003, el keniano Paul Tergat, la de las 2h05; en 2008, el etíope Haile Gebrselassie, la de las 2h04; en 2014, el keniano Dennis Kimetto, la de los 2h03; y ayer, Eliud Kipchoge reventó la de las 2h02.

«Ahora falta el 2h02»

De hecho, el atleta africano, que en 2015 ya ganó en Berlín a pesar de tener muchos problemas con las zapatillas y que repitió victoria bajo la lluvia el año pasado, nunca había bajado de 2h03, circunstancia con la que bromeó tras cruzar la meta y celebrar la gesta por todo lo alto: «He corrido maratones en 2h00 (no homologado), 2h01, 2h03 y 2h04. Ahora tendré que buscar el 2h02, que es el que me queda».

«Solo puedo decir gracias», siguió. «He hecho mi carrera. Estaba preparado para ello». Fue tal su galopar por las calles de la capital alemana que, según se aproximaba a la Puerta de Brandeburgo, apretaba. Por el décimo kilómetro pasó en 29:01, del 10 al 20 marcó 28:55, del 20 al 30 corrió en 28:49 y del 30 al 40, en 28:47. Del kilómetro 32,195 a la meta hizo 28:33. La primera media la completó en 1h01:06 y la segunda, en 1h00:33. Salvo el tiempo del primer kilómetro (2:45), en los dos últimos (2:46 y 2:49) logró los dos mejores parciales de la carrera.

Por cierto, el podio lo coparon los también kenianos Kipruto (2h06:23) y Kipsang (2h06:48). La victoria femenina fue para Gladys Cherono (2h18:11, la cuarta mejor marca mundial de siempre). Por primera vez, tres mujeres corrieron por debajo de 2h19 una misma maratón. El guipuzcoano Ion Galarraga, en handbike, marcó 1h17:03. Y en esta jornada de récords, la holandesa Sifan Hassan, especialista hasta ahora en pista, mejoró la plusmarca europea de media maratón en Copenhague (1h05:15).

El francés Mayer destroza en Talence la plusmarca de Eaton

Hace poco más de un mes, en el Campeonato de Europa de Berlín, Kevin Mayer decepcionó. En la segunda prueba del decathlon, la longitud, el gran favorito al oro realizó tres nulos que le dejaron sin opciones. Pocas semanas después, en Talence, en el tradicional Décastar, el galo pulverizó ayer el récord mundial del ya retirado Ashton Eaton. Mayer, con 9.126 puntos, mejoró la que hasta ayer era la plusmarca de combinadas (9.045 puntos desde 2015). El francés de 26 años completó el decathlon con estas marcas: 10.55 en 100, 7,80 en longitud, 16,00 en peso, 2,05 en altura, 48.42 en 400, 13.75 en 110 metros vallas, 50,54 en disco, 5,45 en pértiga, 71,90 en jabalina y 4:36.11 en 1.500.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos