Gosling convierte la alfombra en una nave espacial

Una multitud de aficionados recibió a Gosling por la tarde en la alfombra roja del Victoria Eugenia. / MICHELENA

La fiebre por el actor siguió desatada durante todo el día, eclipsando a Claire Foy y al joven Chalamet. Hoy llega Judi Dench, que esta tarde recibe el Donostia de Alexander Payne

MITXEL EZQUIAGA

Es un pequeño paso para Ryan Gosling pero un gran paso para el Festival. El actor canadiense vino a Donostia para presentar su película sobre el primer hombre que pisó la Luna y se disparan las metáforas espaciales: su visita ha sido como un cohete, convirtió la alfombra roja en una nave espacial y ha desplegado todo un muestrario de afectos especiales que ha mantenido al Zinemaldia en feliz alerta.

O sea, que la fiebre Gosling es por ahora lo más caliente de esta edición. Ayer se repitieron los momentos de histeria en torno a un actor que, por mucho que le griten los fans, apenas tuerce el gesto. Por la mañana cientos de aficionados se acercaron hasta el photocall en La Zurriola. Y por la tarde los fans colapsaron la alfombra de acceso al Victoria Eugenia, donde por la tarde se proyectó 'First Man'. La organización dispuso un complicado montaje de vallas y seguridad para proteger a los invitados. El público congregado era muy joven, pero la escena tenía un sabor antiguo que recordaba las viejas ediciones del Festival, cuando el Kursaal aún no existía y era el centenario teatro el epicentro del glamour.

Gosling, vestido con un traje de color teja y una camisa estampada («va muy setentero», decían sus admiradoras, «pero muy guapo») atendió con calma a la gente, firmó autógrafos y posó para los selfies. Luego subió al escenario del teatro para presentar la proyección. El actor concitó todas las miradas, hasta el punto de que su compañera de reparto, Claire Foy, quedó eclipsada en el desfile. Foy acaba de ganar el Emy y es una de las actrices emergentes del sector, pero la Goslingmanía pudo con ella.

Gosling atiende atento a los fans, pero ausente, como si tuviera que volver a casa a bajar la basura

Timothée Chalamet es un tímido chaval de 22 años. Misterio: ¿pisó Urnieta el fin de semana?

Los dos actores trabajaron ayer a destajo. Entrevistas, rueda de prensa, pase oficial... Dijo Gosling que cuando preparó su interpretación de Neil Arsmstrong «hablaba mucho con el director, Damien Chazelle, de la dualidad de aquel hombre que de día trabajaba en la ciencia y en cómo llegar a la Luna y por la noche, al volver a casa, bajaba la basura y se ocupaba de la intendencia doméstica». Gosling transmite la misma sensación: trabaja como una estrella pero en su gesto ausente parece esconderse el tipo con ganas de volver a casa a ponerse las zapatillas. Claro que quien comparte su hogar es Eva Mendes y sus hijos en común.

Un 'Beautiful Boy'

El terremoto provocado por el protagonista de 'La la land' tapó también a Timothée Chamalet, aunque el joven actor también fue seguido por su parroquia de admiradoras. Su película, 'Beautiful Boy', tuvo una acogida discreta, aunque él se empleó a fondo en la rueda de prensa al lado del director del filme, Felix Van Groeningen. Chalamet tiene solo 22 años y se mueve y habla como un chaval de esa edad, tímido pero muy educado. Vive un momento intenso de popularidad por su papel en 'Call Me By Your Name', pero parece incómodo con los costes de la fama. Seguimos sin saber qué ha sido de él durante el fin de semana. Sus seguidores en las redes sociales lo relacionaban con una foto tomada en Urnieta en que no sale él, sino un grupo de casas. Los algoritmos del móvil les llevaron a esa pista, pero también pueden ser caprichos de los localizadores. En Urnieta nada sabe nada...

La activa veterana

Tras tanta estrella joven hoy llega el día de los veteranos. La gran Judi Dench viaja esta misma mañana a San Sebastián para recibir por la tarde su Premio Donostia, el último de esta edición. La ceremonia tendrá lugar en el Kursaal, a las 19.30, y el encargado de entregar el galardón será el director Alexander Payne, presidente del jurado de la Sección Oficial. A continuación se proyectará 'Red Joan', de Trevor Nunn, su último filme, en el que da vida a una mujer que es arrestada, acusada de haber espiado para el KGB. La historia está basada en hechos reales.

Dench tiene 83 años y sufre algunos problemas de salud, sobre todo visuales, pero se mantiene plenamente activa. Hoy a mediodía da rueda de prensa y mañana entrevistas. Vaya marcha.

Judi Dench tiene 83 años pero una intensa agenda le espera. Presenta su último filme, 'Red Joan'

Los directores de Fotografía ruedan un corto «para retratar Donostia como nunca se ha visto»

'Luces de la ciudad'

El Festival sigue desplegado por la ciudad. Ayer llegaron Carlos Areces, Joaquín Reyes y Blanca Suárez para presentar hoy 'Tiempo después', la nueva y rompedora película de José Luis Cuerda, y en una sala del Príncipe a los hermanos Bayona disfrutaban de 'Leto', la película rusa.

Y mientras, las gentes de la Asociación Española de Directores de Fotografía (AEC), entidad que cumple 25 años, graba estos días en Donostia el cortometraje 'Luces de la ciudad'. Cristina Trenas está al frente de cinco equipos que utilizan las última novedades técnicas «y filman los espacios más emblemáticos de San Sebastián, desde la magia del amanecer hasta el misterio de la noche». Según los responsables del rodaje «el reto es retratar Donostia y sus gentes como nunca antes se han visto».

Más

 

Fotos

Vídeos