Bradley Cooper seduce en San Sebastián

Bradley Cooper llega al 66 Festival Internacional de Cine de San Sebastián y se da un auténtico baño de multitudes. / AINHOA MÚGICA

La estrella de Hollywood se emplea a fondo en recompensar a los cientos de fans que llevaban horas esperando para verle junto a las puertas del María Cristina

AINHOA MÚGICA y AINHOA IGLESIAS

Y antes del resacón.... ¡otro chupito de glamour! El actor estadounidense Bradley Cooper llegó este viernes a San Sebastián después de aterrizar en Biarritz y, a pesar del viaje y de la hora, supo recompensar a los cientos de fans que desde mediodía abarrotaban las puertas del hotel María Cristina para verle.

Cooper no tuvo prisa y firmó autógrafos, saludó, posó para las fotos... Y los más de ocho minutos que estuvo atendiendo al público lo coronan como una de las estrellas más entregadas que han pisado el Zinemaldia.

Así lo percibió Cristina quien, aún emocionada, comentaba que «ha merecido la pena estar esperando desde las seis hasta las nueve esperando» porque «ha sido muy simpático, el que más de esta edición. ¡Y es muy guapo! Le quedan bien hasta las arruguitas». «Sí, de verdad, las patas de gallo le favorecen», insistía.

También Maite destacaba que «siempre es de agradecer que las estrellas que vienen al festival se procupen por agradar a quienes estamos aquí brindarles una calurosa bienvenida».

«Se ha hecho selfies con todo el mundo», valoraba por su parte Tamara, que consiguió fotografiar al actor aunque «un poco borroso».

Desde las tres de la tarde, en primera fila para no perder detalle, esperaron pacientemente Gudane, Enara y Sheila. «Queremos ver a Bradley», dejaban claro cuando aún quedaba más de una hora para recibir al actor. «Pero si se retrasa mucho... ¡me lo voy a perder! Tengo que marcharme pronto», lamentaba Gudane. Nagore Villoslada, apostada en las inmediaciones del Mª Cristina desde las cuatro y media, miraba de reojo el reloj y apagaba su teléfono móvil. «Aún falta un rato y solo me queda un 32% de batería, ¡no vaya a ser que llegue y no pueda sacar ni una foto!».

La organización había anunciado en un inicio que Bradley Cooper iba a llegar las ocho y media, después lo adelantó a las seis y, el último comunicado, apuntaba a que pisaría suelo donostiarra sobre las ocho. No es fácil calcular al minuto cuándo llegarán las estrellas mientras el festival continúa su marcha a un ritmo frenético. Lo importante es que llegan y que el Zinemaldia comunica siempre cualquier cambio de hora.

Pablo Arrizabalaga jugaba con sus colegas al tres en raya para matar el tiempo poco antes de aparecer el actor y estallar en un espontáneo «¡Cooper!». Ya había avisado de la «ilusión» que le hacía ver a una estrella de Hollywood. Aunque no solo. También quería ver a Paulina Rubio, que ha llegado poco antes de las siete y media al María Cristina para sumarse a la traca final de famosos que se espera en la clausura.

'A star is born'

El protagonista de 'Resacón en Las Vegas', 'La gran estafa americana', 'El francotirador' o 'El lado bueno de las cosas' presenta este sábado en el Zinemaldia su ópera prima como director, 'A Star is Born' ('Ha nacido una estrella'). La película, en la que Cooper también figura como protagonista junto a la cantante Lady Gaga, es una nueva versión del icónico largometraje de William A. Wellman protagonizado por Janet Gaynor y Fredric March en los años 30. Supone, pues, el tercer 'remake' de una historia de amor que también interpretaron en la gran pantalla Judy Garland y James Mason (1954) y Barbra Streisand y Kris Kristofferson (1976).

'A STAR IS BORN'

En esta nueva versión de la icónica historia de amor, Bradley Cooper debuta como director y encarna a Jackson Maine, un experimentado músico que descubre a Ally, una artista en aprietos de la que se enamora, interpretada por Lady Gaga. Ally ha abandonado su sueño de convertirse en una cantante de éxito hasta que conoce a Jack, que inmediatamente ve su talento natural. Esta historia íntima nos lleva en un viaje a través de la belleza y los desafíos de una relación que lucha por sobrevivir.

La 'Star is born' de Bradley Cooper se proyecta en 'Perlas ' tras haberse estrenado hace algo más de dos semanas en la Mostra de Venecia. Aunque parte del público y la prensa ha podido ver la película ya este viernes, el pase de gala será este sábado a las 18.15 horas en el Victoria Eugenia. Antes, el actor, que tiene una hija con la modelo rusa Irina Shayk (la pequeña Lea De Seine Shayk, de un año), habrá paseado por la alfombra roja, posado para los medios gráficos (12.15 horas en las terrazas del Kursaal) y ofrecido una rueda de prensa (12.45 horas en el 'cubo grande').

Chris Hemsworth

Este sábado termina la 66 edición del Zinemaldia y para la traca final se sumará a la alfombra roja de la clausura Chris Hemsworth, que llega de la mano de la película que cierra el festival, 'Bad Times At The Royale'. El intérprete que encarnó al dios del trueno ya estuvo en verano en Getaria con su mujer, Elsa Pataky, y ahora pasa unos días de vacaciones en Marruecos, pero vendrá al Festival de Cine de San Sebastián en viaje relámpago como padrino del filme junto a su director, Drew Goddard.

'BAD TIMES AT THE EL ROYALE'

Siete desconocidos, cada uno con un secreto que ocultar, se reúnen en el lago Tahoe, en El Royale, un deteriorado hotel con un oscuro pasado. Durante el transcurso de una fatídica noche, todos tendrán una última oportunidad de redención... antes de que todo se vaya al infierno.

Zinemaldia 2018

 

Fotos

Vídeos