El sarcófago de Nedjemankh vuelve a Egipto tras haber sido robado en 2011

El sarcófago del sacerdote Nedjemankh, presentado en el Museo de la Civilización de El Cairo./EFE
El sarcófago del sacerdote Nedjemankh, presentado en el Museo de la Civilización de El Cairo. / EFE

Sustraído durante la 'primavera árabe', la pieza fue vendida en 2017 por un marchante al Museo de Arte Metropolitano de Nueva York, donde estaba expuesto

COLPISA/AFPEl Cairo

El sarcófago del sacerdote Nedjemankh, robado en Egipto en 2011 durante el levantamiento contra el presidente Hosni Moubarak dentro de la 'primavera árabe', volvió a El Cairo donde fue presentado este martes.

El imponente sarcófago dorado fabricado para Nedjemankh, el sacerdote del dios con cabeza de carnero Heryshef, fue comprado en 2017 por uno de los museos más prestigiosos del mundo, el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York (MET). Sin embargo, una investigación estableció que había sido robado en Egipto en 2011.

El objeto, fabricado entre el años 150 y el 50 antes de la era cristiana, fue presentado en una urna transparente en el Museo Nacional de la Civilización Egipcia, en El Cairo. «Estoy contento de que hayamos recuperado esta pieza», dijo el secretario general del Consejo Supremo Egipcio de Antigüedades, Mostafa Waziri, que explicó que se llevarán a cabo trabajos de restauración y conservación.

El encargado de negocios estadounidense en El Cairo, Thomas Goldberger, que participó en la ceremonia, dijo estar «muy contento» del retorno del objeto a Egipto y de la cooperación con las autoridades del país.

Después de transitar por Dubái, Alemania y París, el sarcófago de casi 1,80 metros fue vendido al Met por 3,5 millones de euros por un marchante de arte francés cuya identidad no fue revelada. Una investigación conjunta de las autoridades de Estados Unidos, Alemania y Francia estableció que el sarcófago fue robado en Egipto en 2011. Esta circunstancia al Met a cerrar antes de tiempo, el pasado mes de febrero, una exposición donde estaba expuesta la pieza.

Según el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance hijo, a quien el Met entregó el sarcófago, la pieza formaba parte de un centenar de objetos robados por un organización criminal. Waziri calificó de «falsos» los documentos que acompañaban al sarcófago cuando fue comprado por el Met y que establecían su presunta autenticidad y origen legal.

El secretario general del Consejo Supremo Egipcio de Antigüedades apuntó que la investigación sobre el robo empezó hace siete años y que sigue abierta. Según dijo, el departamento de repatriación de objetos antiguos recuperó «varios miles de objetos» en los últimos años.