Roca Rey, resentido de una lesión, será baja el viernes en Pamplona

Roca Rey torea en la plaza de toros de Pamplona el miércoles./EFE
Roca Rey torea en la plaza de toros de Pamplona el miércoles. / EFE

El diestro peruano está anunciado para el primer día de la feria de Semana Grande de San Sebastián

EL DIARIO VASCO

El torero peruano Andrés Roca Rey será baja en la corrida de este viernes en San Fermín, tras resentirse el miércoles en esta misma plaza de la lesión de hombro sufrida el pasado mes de junio durante su actuación en la feria Chota (Perú).

Según han confirmado los representantes de la Casa de Misericordia, organizadora de los festejos, Roca Rey ha desistido de hacer el paseíllo en la octava de abono de los Sanfermines después de que en el festejo de ayer, y tras varios días de reposo, al peruano se le reprodujera dicha lesión y tuviera evidentes problemas para estoquear a sus dos toros.

Roca Rey, el único torero que iba a repetir actuación en la feria pamplonesa, estaba anunciado en la corrida de este viernes junto a Miguel Ángel Perera y Cayetano para lidiar un encierro de Núñez del Cuvillo. Será probablemente al finalizar la corrida de esta tarde cuando la Casa de Misericorida anuncie su sustituto.

Anunciado en San Sebastián

Roca Rey, el gran triunfador de la Semana Grande de San Sebastián del año pasado, se espera que vuelva al ruedo donostiarra, ya que está anunciado que toree el primer día, el 14 de agosto.

El primer día, con toros de Núñez de Cuvillo, veremos en el coso donostiarra a Antonio Ferrera, José María Manzanares y el citado Roca Rey. El día de la Virgen el cartel recoge dos toros de El Capea para el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y cuatro de Garcigrande y Domingo Hernández para 'El Juli' y Pablo Aguado. El viernes 16 llegará el turno de los toros de Torrealta para Juan Leal, Román y Luis David. Y el cartel se cerrará el sábado 16, empezando todas las corridas a las 18 horas, con seis toros de Zalduendo para Diego Urdiales, Paco Ureña y Ginés Marín.

Roca Rey fue distinguido con la Concha de Oro que concede el ayuntamiento donostiarra al triunfador de la Semana Grande. De esta manera se convirtió en el primer matador de toros peruano en recibir dicha distinción.