Xabier Erkizia y los radioaficionados del Bidasoa se instalan en la sala Menchu Gal

Presentación. El artista Xabier Erkizia y la delegada de Cultura Juncal Eizagirre, en la sala Menchu Gal.
/
Presentación. El artista Xabier Erkizia y la delegada de Cultura Juncal Eizagirre, en la sala Menchu Gal.

La muestra se emmarca en el proyecto SoinuLabor, que reúne a músicos con agentes sociales de la ciudad para promover experiencias artísticas El artista y productor y la asociación bidasoarra presentan la exposición '30HS6423U'

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.

'30HS6423U' es el código identificativo de un radioaficionado y el nombre que se ha dado a la exposición que puede verse (y oírse) desde ayer en la Sala Menchu Gal. El espacio expositivo de la plaza Urdanibia abre de nuevo sus puertas para mostrar una instalación sonora, que es el resultado de la última edición del programa SoinuLabor, organizado por el área de Cultura del Ayuntamiento.

El artista, productor musical y periodista Xabier Erkizia y la Asociación de Radioaficionados del Bidasoa han formado, en la cuarta edición de SoinuLabor, el tándem protagonista de esta línea de trabajo innovadora, que viene generando resultados interesantes. En citas anteriores, fueron la Academia Municipal de Pintura y Dibujo con la artista Ainara Legardon; el Coro Ametsa con el grupo Kalakan y la Banda de Música con la actriz Mafalda Saloio los participantes en el programa.

Exposición
'30HS6423U'. Instalación sonora, resultado de la última edición del programa SoinuLabor, en la que han participado Xabier Erkizia y la Asociación de Radioaficionados del Bidasoa.
Presentación al público
El próximo martes, día 11.00, a las 19.00 horas, tendrá lugar la pesentación pública de la muestra, con una mesa redonda en la que participarán los radioaficionados.
Visitas
Viernes y sábados, de 18.00 a 21.00 y domingos, de 11.30 a 13.30 (último día, 16 de septiembre).

Intercambio de experiencias

«SoinuLabor se inserta en uno de los ejes estratégicos de la programación musical del área de Cultura, el que denominamos itinerario experimental, que tiene como objetivo activar líneas con carácter rompedor para fomentar el intercambio de experiencias», señalaba ayer la delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre. En este proyecto, que inició su andadura en 2016, se unen artistas o grupos musicales con agentes sociales de la ciudad para explorar puntos en común a través de la innovación y el arte, obteniendo resultados que pueden presentarse al público en diferentes formatos, como conciertos, talleres e instalaciones, entre otros.

El esquema general de trabajo consiste en varias sesiones, adaptadas a las necesidades que van surgiendo durante el proceso de colaboración y creación. En la primera sesión, artista y agente «se conocen», y en las sesiones siguientes, que podrían denominarse de «laboratorio», se coordina el trabajo de ambas partes. En la sesión final, se presenta el resultado del intercambio, que puede presentar formatos diferentes.

El formato de la nueva creación del programa SoinuLabor, expuesta desde ayer en la Sala Menchu Gal, es una instalación sonora.

Durante sus reuniones y encuentros, Xabier Erkizia y los radioaficionados participantes en SoinuLabor «hemos conocido formas diversas de trabajar con sonido y modos de entender la escucha, que si bien en ocasiones nos unen, en otras nos separan», explicaba el artista. «Para entender mejor el para mí desconocido e intrigante universo del radioaficionado, algunos de ellos me han contado sus experiencias de vida y yo les he mostrado mi mundo de sonidos, curiosamente extraños para ellos».

El artista ejerció, incluso, durante unas semanas como radioaficionado con el código 30HS6423U, que es el que da nombre a la instalación.

Aquellas reuniones dieron como resultado la muestra de la Sala Menchu Gal, que consta de una parte sonora y otra visual. Por lo que al sonido se refiere, se podrán escuchar extractos de los encuentros y entrevistas entre Xabier Erkizia y miembros de la Asociación de Radioaficionados del Bidasoa. Será el propio visitante el que interactúe con un aparato de radio para sintonizar la emisión de estas conversaciones.

Postales con historia

Además, el visitante podrá recorrer visualmente la geografía de la radioafición y sus contactos a través de tarjetas QSL colocadas en las paredes de la sala. Se trata de una especie de tarjetas postales que los radioaficionados se intercambian para certificar por escrito sus contactos. Cada postal contiene datos como códigos del país de ubicación, fecha, frecuencia o modo de transmisión y, sobre todo, guarda una historia detrás. La colección de tarjetas expuestas pertenecía a Manuel Centeno, un radioaficionado ya fallecido que reunió estos certificados durante más de 50 años.

El flyer de la exposición contiene, por otra parte, un código QR que da acceso a un documento sonoro sobre el trabajo realizado.

Xabier Erkizia agradeció al área de Cultura la oportunidad de mostrar una instalación sonora, «cosa que no es fácil», y a los radioaficionados «que me hayan abierto las puertas de sus habitaciones para explorar su mundo, en el que he encontrado personas muy interesantes».

El próximo martes, día 11, a las 19.00, tendrá lugar la presentación pública de '30HS6423U', con una mesa redonda en la que participarán los protagonistas del proyecto.

 

Fotos

Vídeos