Un Santo Tomás casi primaveral en Irun

El buen tiempo ayudó a que irundarras de todas las edades disfrutaran de Santo Tomás./FOTOS: F. DE LA HERA
El buen tiempo ayudó a que irundarras de todas las edades disfrutaran de Santo Tomás. / FOTOS: F. DE LA HERA

La feria de productos artesanos movilizó a muchísimas personas ya desde la mañana, pero fue por la tarde cuando la fiesta alcanzó su apogeo

JOANA OCHOTECOIRUN.

Ni pedido de encargo sale así un día de Santo Tomás. Máximas de hasta 17 grados y cielo soleado adularon un 21 de diciembre que ya se auguraba mejor que otros porque caía en viernes. Claro que el viernes es laborable, pero un Santo Tomás en viernes significa otra cosa. Porque los viernes muchas personas tienen la tarde libre y una mayoría de ellas no trabaja al día siguiente. Porque si Santo Tomás es viernes, el lunes es Nochebuena y Navidad cae en martes, lo que significa minivacaciones en muchos casos, si no vacaciones completas hasta después de cambiar de calendario. O hasta pasado Reyes, si se es escolar o muy afortunado.

Todo eso marca un Santo Tomás en viernes y ayer, con el tiempo ayudando, se notó desde el primer minuto. Y aún más por la tarde. Y aún más por la noche. Más gente en el momento en el que la feria entraba en funcionamiento; más gente en la cola de los siempre triunfantes puestos de talos, el de Lapurdi y el que usa productos 100% locales gracias a Xixare Baratza Elkartea, Aldatsa Baratza y Labore Txingudi Elikadura Kontsumo Elkartea.

Hortalizas y verduras
Primer Premio (200 euros)
Joaquina Gaztelumendi Urdanpilleta.
Segundo Premio (150 euros)
María Lourdes Makua Martínez.
Animales
Primer Premio (200 euros)
Unai González Tolosa.
Segundo Premio (150 euros)
Joaquina Gaztelumendi Urdanpilleta.
Miel
Primer Premio (200 euros)
Jesús Mikelez.
Segundo Premio (150 euros)
Mikel Berridi.

En Irun, hablar de Santo Tomás y de producto local exige citar a Joaquina Gaztelumendi. No faltará mucho para que cumpla cuarenta décadas de presencia en la feria de Santo Tomás con los productos hortícolas y los animales de su caserío. Ayer, como tantas veces, inscribió su nombre en el palmarés: primer premio en el Concurso de Frutas, Verduras y Hortalizas; segundo, en el de animales. Los niños, como de costumbre, fueron los más que más disfrutaron pudiendo ver de cerca gallinas, conejos y hasta algún corderito.

Estos puestos, junto a los de panadería y repostería y algunos de artesanía, atraían muchos visitantes a la alameda pequeña, mientras el espacio más abierto de la plaza quedaba para las txosnas y sus consumidores. Muchos durante toda la jornada de ayer. Las seis entidades que se adjudicaron plaza en el sorteo no necesitaban nada especial para atraer público, aunque algunas, como el Club Ciclista Irunés (en plena preparación de su 50 cumpleaños) tiró de famoseo local y metió en su barra al exciclista irundarra Juanma Garate, entre otras cosas, ganador de etapa en las tres grandes del ciclismo: Giro, Vuelta y Tour.

Bares y sociedades de la Parte Vieja también fueron partícipes de la fiesta de ayer, con gente suficiente para llenarlo todo. Ocurrió por la mañana y sobre todo por la tarde, con muchísimas personas dejándose caer por una plaza Urdanibia ambientada por una decena de agrupaciones locales de dantza y música de trikis actuando hasta bastante después de que anocheciera. La guinda la puso la elektrotxaranga Burrunba. Este grupo irundarra se estrenó en esta misma fecha hace ahora tres años. Desde aquel día de 2015 ha convertido en una fiesta cada una de sus numerosas actuaciones en tantos y tantos municipios de Euskadi, Navarra, Iparralde e incluso más allá. La de ayer, en ese Santo Tomás que cayó en un viernes casi primaveral, no fue una excepción.

 

Fotos

Vídeos