Los hoteles de Irun logran un récord de visitantes esta Semana Santa

Miguel Ángel Páez, María Fernández de Valderrama y Susana Sáenz de Urturi. / F. DE LA HERA
Miguel Ángel Páez, María Fernández de Valderrama y Susana Sáenz de Urturi. / F. DE LA HERA

La ocupación ha sido del 90,73%, ligeramente superior a la media registrada en la comarca | La Oficina de Turismo, el Museo Oiasso y el punto de información de Lapurriturri también han recibido a más personas que en años anteriores

M.A.I. IRUN.

Los recursos turísticos y los alojamientos hoteleros de Irun han alcanzado «cifras récord» en esta Semana Santa. La ocupación hotelera de la ciudad ha llegado al 90,73%, superior a la media de la comarca que fue del 88,04%. El delegado de Impulso de Ciudad, Miguel Ángel Páez, afirmó ayer que el balance «es muy positivo y consolida una tendencia al alza».

El concejal valoró especialmente que ese incremento supone «actividad económica para un sector que se ha consolidado en la ciudad». Asimismo, calificó de «acertada» la estrategia turística que se está llevando a cabo «en Gipuzkoa, en Euskadi y también en la comarca del Bidasoa». A ello se ha unido la buena climatología de estas últimas vacaciones: «todos estos elementos ayudan». No obstante, Páez recordaba que la permanencia media del visitante en Irun «no llega a los dos días»: es, concretamente, de 1,84 jornadas. Mejorar este dato y aumentar el número de días que los turistas pernoctan en Irun es uno de los retos marcados: «nos gustaría que quienes nos visitan se quedasen un poco más y vamos a trabajar en ese ámbito».

Los recursos turísticos que la ciudad pone a disposición de quienes recalan en Irun tienen que ver en esas buenas cifras de ocupación hotelera y también han registrado estas semanas cifras récord: el Museo Oiasso y las actividades que organiza han recibido 819 usuarios y visitantes, lo que se traduce en la mejor Semana Santa desde que se tienen registros al respecto.

Más concretamente, 260 personas visitaron la colección permanente de Oiasso, un 14% más que el año pasado; la exposición temporal '40 años de fotografía arqueológica española' ha tenido 418 visitas; la necrópolis de Santa Elena, un total de 47 (un 21% por ciento más); y 94 personas realizaron la visita guiada en Tren Verde a Irugurutzeta (65% más que en la Semana Santa de 2018).

Miguel Ángel Páez se refirió también al Punto de Información de Lapurriturri, en el que se ofrece información «sobre el Irun Verde, Aiako Harria y los recursos senderistas». En los cinco días que estuvo abierto, Lapurriturri registró 192 visitas, el dato más alto de los últimos años. En este recurso ha aumentado el número de visitantes francófonos, que se unen al perfil del excursionista local.

La Oficina de Turismo de Luis Mariano atendió, durante los días festivos de Semana Santa, a 105 personas. En cuanto al perfil de las mismas, el 10% eran ciudadanos de Irun y el 13% de otras localidades de Euskadi, sobre todo, de Bizkaia. El 45% provenían de distintos puntos del Estado, mayoritariamente de Aragón (15,24%), Cataluña (9,52%) y Madrid (5,71%). Entre los turistas de países extranjeros fueron mayoría los franceses, aunque también se recibió a algunos visitantes procedentes de Alemania, Inglaterra y Países Bajos.

«La apuesta por el Irun Romano y el Irun Verde está dando resultados y vamos a seguir incidiendo en ella», resumía el delegado de Impulso de Ciudad. «Hemos encontrado aquí nuestro nicho de visitantes a la ciudad».

Mejora de la señalización

Otro de los factores que citó Miguel Ángel Páez entre los relacionados con el aumento de la ocupación hotelera fue la mejora de la señalización: en colaboración con este sector y con la asociación Irun Aloja, se han colocado 56 conjuntos de señales que indican cómo llegar a los diferentes hoteles, pensiones, casas rurales y agroturismos de Irun. Esta actuación ha tenido un coste de 55.430 euros que han sido financiados entre el Ayuntamiento e Irun Aloja. «Ha sido una apuesta conjunta que tiene mucha importancia».

«Vienen meses buenos» en cuanto a afluencia de visitantes a Irun «y las bases están asentadas. Desde el Ayuntamiento y desde Bidasoa Turismos vamos a seguir trabajando, pero nada de esto sería posible si no hubiera una colaboración en positivo con los hoteles», destacó el delegado. «Todavía tenemos un nicho de crecimiento importante y tenemos que seguir».

También valoraron positivamente la colocación de la nueva señalética dos representantes de la asociación Irun Aloja: Susana Sáenz de Urturi, del Hotel Alcázar y María Fernández de Valderrama, del Hotel Atalaia. Clientes de los hoteles que están en la periferia, como es el caso de este último, «nos trasladaban que no podían llegar bien» por la falta de señales, explicó María Fernández de Valderrama.

Más