Un año «clave para rematar los proyectos que nos habíamos comprometido a sacar adelante»

José Antonio Santano. /  DE LA HERA
José Antonio Santano. / DE LA HERA

J. OCHOTECO IRUN.

Ya cerca del final del mandato, «los proyectos del programa de Gobierno que tenían que desarrollarse o están en marcha, o están a punto de estarlo», afirmó el alcalde, José Antonio Santano, en su balance de fin de año. Los presupuestos municipales de 2018, y la reciente modificación de crédito, «han sido claves para rematar todos esos proyectos que nos habíamos comprometido a llevar adelante», señaló.

Además de repasar la apertura de nuevos equipamientos y avances en materia de movilidad, el alcalde se refirió también a Vía Irun, «el proyecto estratégico más importante que tiene Irun en el medio y largo plazo. Podemos decir que este año 2018, después de tiempos de espera y en los que hemos sido impulsores en solitario» del proyecto de regeneración del espacio ferroviario, éste «ha empezado a dar pasos efectivos. Todos hemos hecho los deberes y tenemos una modificación del Plan General en marcha que va convertir en realidad, en un plazo de tiempo no muy largo, la ordenación de un espacio en el que ahora sólo tenemos vías y zonas abandonadas». Vía Irun, aseguró el primer edil, «es una oportunidad de hacer las cosas bien que no se puede desaprovechar».

José Antonio Santano habló también de «las iniciativas de carácter económico», incluidas en acciones interinstitucionales en las que «el Ayuntamiento de Irun tiene un papel importante». Estas «han permitido que a lo largo del año 2018 Irun sea una de las ciudades que esté trabajando con más intensidad en la oferta de suelo para actividad económica». Este año «Irun ha ofrecido nuevos pabellones industriales en Araso», donde «hemos ofertado más de 4.000 m2 y se han instalado cuatro nuevas empresas».

Asimismo, el alcalde se refirió a «la propuesta de recuperación de espacio en el entorno de Gametxo-Errandonea. Esta operación abre una línea nueva en la que estamos buscando regenerar suelos que han tenido actividad industrial». La regeneración de este entorno «nos va a permitir ofrecer en torno a 4.000 m2 de espacio para actividad económica, en los que puedan instalarse empresas nuevas o trasladarse otras». José Antonio Santano quiso destacar un dato: «a comienzos de 2016 Irun tenía una tasa de paro de casi el 17%. Frente a eso, tres años después, la tasa de paro ha bajado al 12%. Sigue siendo alta, pero el cambio a mejor ha sido muy sustancial». Aún siendo este «un buen dato, hay un terreno amplio de mejora en lo que son las condiciones a las que se accede al trabajo. Uno de los objetivos y retos que debemos tener es cambiar la precariedad laboral por puestos con mejores condiciones».

Valoración de los Socialistas

En su balance de fin de año, el portavoz de los Socialistas de Irun, Miguel Ángel Páez, destacó «el intenso trabajo que el Gobierno del Ayuntamiento sigue haciendo por mejorar Irun». Se refirió a la atención de las necesidades «de los iruneses con mayor vulnerabilidad económica» así como a «las personas mayores. Este año hemos aumentado los recursos en políticas sociales». El portavoz destacó también acciones como «las subvenciones a empresas irunesas para contratar a personas con dificultades para la inserción laboral» o «las acciones dirigidas a apoyar nuevas aperturas de negocios o comercios».

 

Fotos

Vídeos