La Asociación republicana critica que el Gobierno ningunee la labor que realizó sobre placas franquistas

M.A.I. IRUN.

La Asociación republicana irunesa Nicolás Guerendiain ha valorado la retirada de placas franquistas en Irun que aún persistían en diversas edificaciones de la ciudad. «Una muy buena noticia», aunque «se debería de haber hecho hace mucho tiempo teniendo en cuenta que hace más de 40 años que murió el dictador y que la posterior Ley de la Memoria Histórica obligaba a ello», recordaron desde la entidad.

Pero la principal queja de esta asociación llega por el «ninguneo» al que consideran que han sido sometidos por parte del Gobierno local. Recordaron que en noviembre de 2017 entregaron al ayuntamiento de Irun y al Instituto vasco de la Memoria Gogora «un informe actualizado en el que se marcaban los lugares de la ciudad donde todavía se encontraban placas franquistas, con las direcciones y fotos de los lugares», instando a su retirada. Cuando un año después han comenzado los trabajos de retirada «nos hemos enterado por la prensa», aseguraron.

También criticaron que el Gobierno declarara que había utilizado un censo facilitado por el Gobierno Vasco cuando «ese informe ha sido elaborado por nuestra asociación y somos nosotros quienes se lo hemos enviado al Gobierno Vasco y a todos los grupos del ayuntamiento de Irun». Recordaron que «EH-Bildu y SPI denunciaron públicamente la falta de ética por parte del Gobierno en este tema y pidieron una rectificación. No sólo no lo han hecho sino que siguen en la línea de adjudicarse las medallas». En cualquier caso, la ARI Nicolás Guerendiain se reafirmó en «seguir trabajando por la recuperación de la memoria historia, a favor de la verdad, la justicia y la reparación de todas la víctimas del franquismo y por la ilegalización de éste».

 

Fotos

Vídeos