Estudian medidas de emergencia para evitar el derrumbe del puente entre Deba y Mutriku

Estado en el que se encuentra el puente. /DV
Estado en el que se encuentra el puente. / DV

Un informe encargado por el Departamento de Cultura de la Diputación desvela la presencia de xilófagos en una parte de la estructura

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA

La Diputación estudia acometer de manera urgente trabajos de emergencia para evitar el derrumbe del puente que une Mutriku y Deba. La decisión se adopta después de que el departamento foral de Cultura haya conocido un informe técnico sobre el estado de conservación de dicho paso. Los expertos han dictaminado que el puente está en grave peligro de colapsar debido a los xilófagos que padece.

Ante este el diagnóstico, se están manteniendo reuniones urgentes dentro de la propia institución, así como con los alcaldes de Deba y Mutriku y se está planteando proceder de emergencia con una obra para evitar el derrumbe del puente y daños para bienes y personas. La infraestructura ya sufrió un hundimiento parcial el pasado día 5 de julio.

Según el informe técnico elaborado por la ingeniería Ingelan, la estructura del puente, que desde 2013 tenía uso exclusivamente peatonal, puede darse por colapsada y con muy grave riesgo de derrumbe de dos de sus bóvedas, así como del tímpano del lado de aguas abajo. Estos daños se han debido, con toda probabilidad, al colapso de los pilotes de madera, que han perdido sección por el ataque de xilófagos.

Así dejan la madera los xilófagos.
Así dejan la madera los xilófagos. / DV

Además, el estudio determina que se ha producido una pérdida evidente del material bajo el emparrillado de madera de la pila. El colapso ha sido debido al fallo súbito en compresión de la madera, que ha perdido capacidad resistente porque ha ido aminorando sección. El fallo se habría producido en varios pilotes de manera prácticamente simultánea.

La Diputación pide a los ayuntamientos de Deba y Mutriku que tomen las medidas necesarias para impedir que nadie atraviese el viaducto

El diputado foral de Cultura, Denis Itxaso, ha anunciado que la institución foral actuará de forma subsidiaria, pero ha recordado que los consistorios de Deba y Mutriku son los propietarios y les ha pedido que tomen las medidas necesarias para impedir que nadie atraviese el viaducto. Ha explicado que se acometerá una actuación para sostener el puente y ha precisado que el próximo día 17 contarán ya con un estudio detallado de los trabajos que se acometerán y de su presupuesto ya que ahora se barajan diferentes posibilidades.

«Las soluciones que se están analizando deberán garantizar una implantación lo más sencilla, económica y rápida posible, pero a su vez deberán permitir realizar todas las operaciones de rehabilitación que se consideren necesarias a medio plazo», ha concluido Itxaso.

Este puente, cuya propiedad pertenece al municipio de Deba en sus dos terceras partes y al de Mutriku en la tercera parte restante, fue construido en 1866, tiene cuatro ojos y tres pilares, y según el departamento de Cultura del Gobierno Vasco, posee una calificación de protección especial, como conjunto monumental, en el contexto del Camino de Santiago.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos