Sánchez se lleva la bronca del día

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, se saludan a su llegada al Congreso de los Diputados. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

El presidente del Gobierno es abucheado por cientos de personas que se agolpaban en los aledaños del Congreso

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Se llevó la bronca del día. No fue el único abucheado. Pero el hecho de que tuviera que aguardar unos minutos la llegada de la Familia Real hizo que Pedro Sánchez tuviera que escuchar más de un improperio. No fue el único. Lo cierto es que bien podría decirse que entre los centenares de personas que aguardaban a las puertas del Congreso la llegada de autoridades e ilustres invitados había muchos votantes populares y pocos socialistas o de Podemos. Y esta afirmación se basa en que José Luis Rodríguez Zapatero también escuchó más de un pito; y qué decir de Pablo Iglesias o de Alberto Garzón, que llegaron juntos y con un atuendos poco apropiados para un acto como el que este jueves se celebra en el Congreso.

Por contra, Pablo Casado se dio un baño de masas en el día de la Constitución, hasta el punto que se acercó para fotografiarse y saludar a unos cuantos incondicionales. El destino quiso que cruzada el umbral del Congreso junto a Felipe González, el único socialista que se libró de los abucheos. También cariño recibieron los expresidentes José María Aznar y Mariano Rajoy.

Pablo Casado estrecha la mano de Felipe González en presencia de Teodoro García.
Pablo Casado estrecha la mano de Felipe González en presencia de Teodoro García. / EFE

No obstante, la gran ovación de la mañana, en los momentos previos al acto central del cuarenta aniversario de la Constitución, fue para la Familia Real al completo. Y en especial para don Juan Carlos, que regresaba al Congreso después de siete años, cuando acudió con motivo de la apertura de la X Legislatura. Llegaron en tres coches: en el primero viajaban don Felipe y doña Letizia; en el segundo, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y en el tercero los reyes eméritos, que besaron a su hijo, nuera y nietas. Las niñas, con su vestimenta, recordaban a los atuendos de la época, con vestido por encima de la rodilla y calcetín a media pierna.

 

Fotos

Vídeos