Un gran acuerdo que incluye incorporar a la ciudadanía resucita la Donostiarra

Arraun Lagunak, Ur Kirolak y la sociedad gestora del bote unificado, Kaiarriba, han aprobado un nuevo convenio. Nuevos socios formarán el 31% de la nueva asamblea del club

GAIZKA LASA| SAN SEBASTIÁN.

DV. La trainera unificada de Donostia ha dado una ciaboga en los despachos. Sale con buena enfilación de ella y solicita el concurso de la ciudadanía para asegurar el rumbo que lleve a buen puerto al remo donostiarra. Que el aficionado se sume a un acuerdo cuyo principal objetivo es que todos remen en la misma dirección.

Un acuerdo derivado del nuevo convenio de colaboración entre los clubes Kaiarriba, gestor de la trai-nera unificada, Donostia Arraun Lagunak y Ur Kirolak establece «una nueva metodología de funcionamiento y organización de la entidad, además de una reforma estatutaria y social del club Kaiarriba». Una comisión formada por miembros de Arraun Lagunak y Ur Kirolak ha sido la encargada en los últimos cuatro meses de dinamizar un gran pacto para superar las diferencias que amenazaban el proyecto unificado.

Los cuatro socios fundadores de Kaiarriba escenificarán mañana, con la firma del convenio y los nuevos estatutos, el inicio de una segunda etapa en la que cederán la dirección del bote donostiarra a una nueva tripulación.

Unos 30 euros por socio

Ayer se abrió la fase de apertura de captación de socios, ya que el 31% de la futura Asamblea general de Kaiarriba estará constituida por aquellas personas físicas o jurídicas que así lo soliciten. Lo tendrán que hacer mediante escrito dirigido al presidente del club, quien dará cuenta a la Junta Directiva. También será necesario satisfacer una cuota. Aunque todavía no ha sido definida, fuentes cercanas al club aseguran que será asequible, en torno a los 30 euros.

El club Fortuna también pasa a formar parte del nuevo proyecto, que no quiere la menor fisura en la estructura diseñada por el convenio, que tendrá vigencia durante las temporadas 2009, 2010 y 2011.

El Ayuntamiento ha seguido de cerca la configuración de la nueva entidad surgida de un gran acuerdo y renovará en los próximos días su convenio de colaboración con el club Kaiarriba, al que seguirá aportando 125.000 euros anuales.

El 40% de los ingresos de la entidad será destinado a la compensación de la labor desarrollada por dos de los clubes que integran el proyecto unificado, Arraun Lagunak y Ur Kirolak, mientras que Fortuna deberá negociar cómo compensa la sociedad su labor deportiva. La citada cantidad será distribuida respondiendo a criterios deportivos, por lo que recibirá más el club que mayor número de remeros aporte a la Donostiarra o el que mejores resultados obtenga en las categorías inferiores.

El calendario electoral para definir la representación visible de la nueva sociedad ya está en marcha y terminará, como tarde, el 23 de mayo. Para entonces, dos traineras tendrán que rubricar en el agua, a palada limpia, la esperanza e ilusión que vuelven a revivir en Donostia con la firma del nuevo convenio y los nuevos estatutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos