El surfista de Gros murió por intoxicación de alcohol y drogas, según la autopsia

Los análisis de sangre y orina desvelan que Asier Elcoroiribe presentaba niveles de etanol, cannabis, ketamina y cocaína. Se descarta que el golpe tuviera incidencia en el fallecimiento

JAVIER PEÑALBA| SAN SEBASTIÁN.

DV. El surfista donostiarra Asier Elcoroiribe falleció como consecuencia de una intoxicación por etanol, ketamina y cocaína. Así se desprende de los análisis realizados por el Instituto Nacional de Toxicología de Madrid sobre las muestras de sangre, orina, hígado, humor vítreo y contenido gástrico que le fueron remitidas para su estudio.

El informe definitivo de la autopsia practicada al joven donostiarra reitera que las lesiones traumáticas que presentaba el fallecido -fractura de tabique nasal- no tienen la entidad suficiente como para justificar la muerte.

Asier Elcoroiribe, de 35 años, falleció en la madrugada del 21 de septiembre del pasado año, poco después de que ingresara en el Hospital Donostia. La víctima había sido atendida sobre las dos y cuarto de la madrugada por dos agentes de la Guardia Municipal donostiarra, en la confluencia de las calles Zabaleta y Segundo Izpizua, en el barrio de Gros. Elcoroiribe presentaba diversas contusiones y sangraba de manera abundante por la nariz. El joven, que se encontraba en un estado de fuerte nerviosismo y excitación, explicó a los agentes que había sido víctima de una agresión. El donostiarra fue trasladado al Hospital, donde falleció a las cuatro de la madrugada.

Polémica

La muerte del joven suscitó una polémica, después de que la familia manifestase que Asier había sido víctima de una agresión por parte de los dos agentes municipales, circunstancia que fue desmentida de manera categórica por la Guardia Municipal.

Los informes preliminares de la autopsia confirmaron ya al día siguiente de los hechos que las lesiones que presentaba Elcoroiribe no revestían gravedad alguna y determinaron como causa inmediata del fallecimiento una insuficiencia respiratoria aguda por aspiración de contenido gástrico.

No obstante, al objeto de conocer las causas últimas de la muerte, los peritos judiciales enviaron al Instituto Nacional de Toxicología de Madrid diferentes muestras, entre ellas de sangre, orina y contenido gástrico, que fueron tomadas durante la realización de la autopsia.

Toxicología remitió el mes pasados los resultados de la analítica practicada. A la vista de los mismos, los médicos del Instituto de Medicina Legal de Gipuzkoa concluyen que la causa médico legal «más compatible con los hechos y los hallazgos autópsicos y toxicológicos es la accidental por intoxicación». Precisan que la «causa fundamental» del óbito fue la intoxicación por etanol, ketamina y cocaína, y la «inmediata», el ahogamiento por aspiración de los vómitos.

Los forenses señalan que la víctima presentaba una «intoxicación aguda» por etanol de 1,8 gramos por litro de sangre, mientras que el nivel de ketamina era de 3,30 miligramos por litro. Las pruebas confirmaron igualmente la presencia en el organismo de cocaína y cannabis.

Las circunstancias que rodearon esta muerte están siendo investigadas por un juzgado de Instrucción de San Sebastián. Se espera en las próximas semanas comparezcan a declarar las personas que tuvieron alguna vinculación con los hechos, entre ellos los guardias municipales y también los integrantes de la ambulancia que trasladaron a Elcoroiribe al Hospital Donostia.