diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 20 / 24 || Mañana 13 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Vigilantes del comportamiento cívico

IRUN

Vigilantes del comportamiento cívico

Se han incorporado a la nueva campaña 'Irun por el Civismo', contratados a través del Plan+Euskadi. Ocho agentes recorren la ciudad para divulgar la ordenanza y corregir conductas impropias

19.09.10 - 04:12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Los bancos de la plaza del Ensanche pueden servirnos como ejemplo. Algunas de las personas que los utilizan no lo hacen debidamente. Dejan el suelo lleno de envoltorios y cáscaras de pipas, cuando tienen una papelera a dos pasos. Corregir ese tipo de conductas está al alcance de todos. Contribuirá a mejorar el aspecto general de nuestra ciudad y nos saldrá menos caro, algo que hay que considerar en tiempo de crisis».
La céntrica plaza del Ensanche fue el lugar elegido por la delegada de Relaciones con la Ciudadanía, Maite Cruzado, para presentar una nueva edición de la campaña 'Irun por el Civismo'. La concejal socialista llegó acompañada de la tercera promoción de agentes cívicos y de los responsables de coordinar, con la Policía Local, la tarea que se les ha encomendado. Los agentes -serán ocho en total- van uniformados con chaleco y visera de color rojo y su cometido es divulgar el contenido de la ordenanza municipal de comportamiento cívico, tratar de corregir las conductas inadecuadas y recibir y transmitir todas las demandas y quejas que les hagan llegar los ciudadanos.
La contratación -por seis meses- de la tercera promoción de agentes cívicos ha sido posible gracias al Plan+Euskadi del Gobierno Vasco. Cuatro de los agentes que componen el equipo se incorporaron al trabajo el pasado día 6 y otros cuatro se sumarán próximamente, a través de un acuerdo con Gureak.
Todos ellos recorrerán las calles de la ciudad, atentos a los comportamientos que incumplan la ordenanza. Acudirán, principalmente, a aquellos lugares en los que se hayan detectado irregularidades o a puntos concretos de los barrios, donde las asociaciones de vecinos hayan denunciado conductas impropias. En caso de observar algún incumplimiento de la ordenanza, el cometido de los agentes será acercarse a la persona que está actuando de manera incívica y comunicarle que su conducta no es, precisamente, la más adecuada. Además, se ocuparán de observar el mobiliario urbano y de comunicar a los agentes municipales los desperfectos o necesidades de reposición que hayan encontrado.
Colaboración de las AA VV
Para hacer frente a esta tarea, el Ayuntamiento pretende contar «con la colaboración de las asociaciones de vecinos. Queremos llevar a cabo una actuación repartida por los barrios y hemos pedido que, en los próximos días, las AA VV nos aporten información sobre cuestiones que se estén produciendo en sus respectivas zonas», señala Maite Cruzado.
Desde el pasado día 6, fecha en la que que comenzaron a trabajar, los agentes cívicos se han sentido «bien recibidos por la gente. Estamos muy contentos, porque estamos trabajando, que es lo importante», dice Isabel Solís. «La verdad es que la mayoría de los ciudadanos tiene un comportamiento bastante cívico, aunque siempre te encuentras con alguno al que adviertes sobre una conducta poco cívica y no te hace caso. Nosotros les damos información, de buen rollo. No hemos tenido ningún incidente. Nuestra misión es informar. Para lo demás, está la Policía Local.
«El tema de los perros, las defecaciones o que anden sueltos» es el aspecto por el que más quejas han recibido los agentes cívicos en las dos semanas que llevan trabajando.
Beñardo Cazorla, suboficial de Ordenanzas, confirma que la mayor parte de las sanciones impuestas «tiene relación con los excrementos de perros. La mayoría de los ciudadanos cumple la ordenanza, pero siempre hay un porcentaje mínimo que la incumple», a pesar de que se han instalado 81 papeleras destinadas en exclusiva a este fin.
6.000 perros
La población de canes de Irun se aproxima a los 6.000, uno por cada 10 habitantes. La Policía Local recoge una media de 300 perros sueltos por año, una gestión que tiene un coste de 80.000 euros. «Cuando hablamos de perros sueltos», puntualiza el inspector de Ordenanzas, Santi Canales, «nos estamos refiriendo a animales que andan por la calle sin su dueño, por lo que apelamos a la responsabilidad de las personas que tienen este tipo de comportamientos».
Sea por cuestiones relacionadas con las molestias que ocasionan algunos dueños de perros o por cualquier otro asunto relacionado con la ordenanza, el inspector pide a los iruneses «que no tengan ningún reparo en acercarse a los agentes cívicos para preguntar, demandar o exponer cualquier queja, de forma que nos las hagan llegar y podamos corregir, así, las conductas incívicas».
En Tuenti
Vigilantes del comportamiento cívico

Maite Cruzado, con los responsables de la Policía Local y de Mantenimiento y los agentes. :: FLOREN PORTU

Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.